15 de mayo de 2018
15.05.2018
La columna del lector

Un 13 de mayo especial: de Fátima a Medjugorje

15.05.2018 | 00:21

El trece de Mayo desde 1917 siempre estará unido a Nuestra señora de Fátima. En los tiempos más aciagos del Siglo XX, el siglo de las barbaries totalitarias más horrendas: comunismo y nazismo con sus campos de concentración y de sus archipiélagos gulags de exterminio en los que se han practicado genocidios que pretendía la destrucción masiva de los seres humanos, La Providencia Divina, que siempre guía la Historia por los caminos misteriosos de la misericordia, el perdón y la paz, nos envió a Nuestra Señora para que comunicase a unos humildes y pobres niños pastores un mensaje especial que se está cumpliendo pese a los que con su orgullo y soberbia tratan de oponerse con la violencia, la mentira y la destrucción material y moral de las personas: el gran mensaje de Nuestra Señora Mi inmaculado corazón triunfará. Todos los secretos que la Santísima Virgen en sus apariciones manifestó a Francisco y Jacinta, que murieron siendo unos niños, según se lo anticipó Nuestra Señora y han sido declarados bienaventurados, y especialmente a Sor Lucía guardiana fiel de las promesas que se encargó de entregarlas a los últimos papas, muy especialmente a San Juan Pablo II, el gran defensor de la verdad de Fátima y mártir de la misma cuando un 13 de Mayo el turco Alí Agca intentó asesinarlo con bala mortal de necesidad, cuya trayectoria fue desviada por la mano maternal de Nuestra Señora como declaró solemnemente el propio Papa polaco, hoy esa bala está incrustada en su Corana Virginal. Se han cumplido. En relación con el Famoso tercer Secreto de Fátima, ha sido el papa Emérito Benedicto XVI, quien ha formulado la interpretación más autorizada del mismo desde una perspectiva bíblico-teológica.

Nuestras Señora ha vuelto hacerse presente desde 1981 en una pequeña aislada aldea católica de la antigua Yugoslavia, aquella que quiso fraguar el Mariscal Tito suprimiendo por la barbarie del nacionalismo excluyente a católicos, ortodoxos y musulmanes, para implantar el terror comunista, que fue el causante de la terrible guerra de los Balcanes. Esa aldea es la gran desconocida, aunque cada vez menos, Medjugorje, en donde se ha fraguado un fenómeno social y religioso durante la dictadura comunista en una zona de Europa cuya población es mayoritariamente musulmana, y a donde han acudido ya más de 30 millones de peregrinos. La Iglesia no se pronunciado oficialmente sobre las apariciones marianas en este pobre y pequeño lugar católico, rodeados de pueblos musulmanes, y cuya parroquia es el centro de una intenso vida católica basada en los cinco pilares: Oración, Ayuno, Lectura de la biblia, Confesión Sacramental y Eucaristía. ¿Quiénes son los protagonistas de esas apariciones de Nuestra Señora? Todo empezó cuando seis muchachos el día 24 de junio de 1981 afirmaron haber visto una mujer de aspecto celestial, quien con un bebé en brazos, les hacía señas para que se acercaran a ella y que sin embargo, asustados ante la extraña experiencia huyeron despavoridos cada uno corriendo hacia un lugar diferente. Durante varios días posteriores el monte fue escenario de varios episodios parecidos. La intervención del Partido Comunista no se hizo esperar y el ejército yugoslavo bloqueó e impidió el acceso al monte. Pero sus alrededores se convirtieron en un foco donde miles de personas, se reunían para rezar, terrible acto para los comunistas, que consideraban y consideran de mal gusto rezar públicamente. Hoy en día existen en este monte conocido como Podbrdo, una serie de esculturas de bronce que representan escenas de la vida de Jesucristo y de la Virgen María, las conocidas como los misterios del Rosario Católico.

¿Quiénes son los protagonistas de este fenómeno? En primer lugar Nuestra Señora quien se manifestó a unos niños adolescentes que desafiaron a todas las autoridades del momento políticas ( comunistas) científicas y religiosas manteniendo incluso con pena de muerte, la experiencia de la que habían sido testigos. Es muy importante tener en cuenta que aquellos niños y adolescentes de 1981 son hoy hombres y mujeres maduros, todos seglares y que continúan siendo perseguidos por multitudes en todos los lugares donde se encuentran y viven. Así como antes las autoridades comunistas intentaron silenciarlos incluso con el terror psicológico, hoy no faltan científicos, médicos, periodistas de los medios más plurales, incluso obispo, teólogos o sacerdotes que no admiten sus experiencias marianas. Como sucedió con los protagonistas de Lourdes y Fátima: nada nuevo bajo el sol.

Fidel García Martínez.

Catedrático de Lengua Literatura. Licenciado en Ciencias Eclesiásticas

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine