06 de abril de 2018
06.04.2018
La columna del lector

Más allá del 8 de marzo

06.04.2018 | 01:11

De nada servirá la lucha feminista sin justicia social (Charles Fourier )

La lucha por los derechos de la mujer es larga e histórica. Dice la Real Academia Española: feminismo es un principio de igualdad entre hombres y mujeres. Siendo así hay que luchar por ese derecho humano, es algo sencillo. El poder económico lo cambia y al final es una lucha entre hombres mujeres que hoy se convierte en una lucha mediática que deja a muchas mujeres indefensas. Una lucha (lampedusiana ) cambiar para que todo siga igual.

La primera lucha feminista apareció a finales del siglo XIX y principios del XX con el sufragio universal. Los años 70 fue la primera ola, en los 90 y hasta hoy la segunda. En 1965 se fundó el MDM, Movimiento Democrático de Mujeres. En España esa lucha era contra el franquismo, siempre unida a la de las clases trabajadoras y movimientos vecinales, y hoy resurge, pero en un plano que va más allá de la lucha por unos derechos. Nadie sensato va ir en contra de esos derechos humanos en cuanto a dignidad, trabajo e igualdad. Luchar por ellos es necesario, como lo es el colectivo LGBT pero si se manipula se desvirtúa y se convierte en una regresión, a veces, en contra de lo que persigues. Ejemplos: la Primavera Árabe, 15M.. colectivos que empiezan con fuerza y se desintegran.

El 1% del planeta tiene el control sobre el 99% restante. Si toda esa masa se moviliza se acabaría con la injusticia y no interesa. Divide y vencerás. Los colectivos, las mareas, cada uno en su parcela es controlable. Hay derechos humanos que se vulneran tanto con la mujer como con el hombre, y cada día más. En la mujer mucho más grave. La ablación en África, las violaciones en la India, los matrimonios entre niñas y hombres mayores en muchos países árabes. La publicidad sexista utiliza a la mujer como señuelo para vender la anorexia, los cuerpos danone etc. etc. Esa reivindicación en los manifiestos de mujeres debía de ser prioritaria y no lo es. Hoy el movimiento feminista es una lucha trasversal ¿es una lucha trasversal? quizás no. Los cargos políticos o tecnológicos sólo los representa una cuarta parte de mujeres, eso no se dejó oír el 8 de Marzo, sí la desigualdad salarial, pero no la desigualdad en los ámbitos políticos o tecnológicos. Desigualdad entre las mujeres que ocupan cargos privilegiados y son minorías.

La lucha feminista debe ser también una lucha con el trabajador, no contra él. Hay que ir contra el sistema que deja a todas/os en la cuneta de la pobreza, la miseria y la falta de derechos por los que hombres y mujeres dejaron su vida.

Hoy más que nunca es necesaria esa fuerza de la mujer para tirar del carro de la justicia y de la libertad, pero sola no podrá. El carro de hoy es tan pesado como el de nuestras abuelas de ayer, detrás de la yunta cuidando a los hijos. Hoy en él van tantas esperanzas que nadie, ningún interés, venga de donde venga, debe vencer. No debe ser exhibicionismo sino feminismo. Es sutil pero esa diferencia lo cambia y ayuda a que no se desvirtué

Es fácil manipular y perder el referente. Los medios de comunicación, la televisión, lo saben muy bien y curiosamente dan cobertura a colectivos que hasta ayer aislaban.

Seguir sí, pero sin que nadie nos duerma con cuentos.

Ana de la Fuente

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine