03 de abril de 2018
03.04.2018

Los populismos, consecuencia de la ciega política de austeridad

Claus Offe, sociólogo y politólogo germano, analiza el surgimiento de derechas cada vez más radicales en algunos países de la UE

03.04.2018 | 00:19
Los populismos, consecuencia de la ciega política de austeridad

El auge de los populismos y el surgimiento de derechas cada vez más radicales en algunos países de la UE como Italia es una de las consecuencias de la ciega política de austeridad alemana, en opinión del sociólogo Claus Offe.

Una política, añadiríamos nosotros, aceptada por otros gobiernos, entre ellos el nuestro, para imponer a sus pueblos, con el pretexto de la crisis, duras recetas sociolaborales que de otra forma no aceptarían.

En opinión de ese sociólogo y politólogo germano (1), lo ocurrido ahora en Italia con el triunfo electoral del movimiento Cinco Estrellas y de la Liga y el hundimiento del Partido Demócrata de Matteo Renzi se debe a la combinación de dos factores.

A saber: el problema inmigratorio unido a la crisis económica. "Dos factores críticos difíciles de administrar", reconoce Offe, según el cual sea cual sea el próximo gobierno italiano el resultado de esas elecciones tendrá consecuencias para la estabilidad del conjunto de la UE.

Para Offe, el avance de los movimientos populistas y xenófobos en Italia refleja el fracaso de la "política insolidaria" de la Unión Europea y en concreto de la Alemania de Angela Merkel ante la crisis económica de ese país del Sur.

Italia sufre una profunda crisis del sector bancario, acumula un enorme endeudamiento estatal mientras que la economía apenas crece, estrangulada como está por su elevada tasa de paro, explica el sociólogo.

Éste advierte al mismo tiempo de que si los triunfadores de las pasadas elecciones italianas sucumbiesen a la tentación de abandonar el euro, ello equivaldría a un doble suicidio: el de Italia y el de la propia UE.

"No se puede andar con bromas. La economía italiana es la tercera de la UE, y la eventual salida de Italia (del club común) representaría un riesgo incalculable para la Unión", señala. "Los mercados financieros y los inversores internacionales no sólo perderían una buena parte de los capitales invertidos en Italia, sino que la salida daría origen a fuerzas centrífugas también en España, Bélgica y Hungría".

Según Offe, la derecha soberanista (como son también la de Marine Le Pen en Francia o Alternativa para Alemania) redescubre en Occidente su pasión por el unilateralismo (?), pero en la era de los mercados y las interdependencias globales, fórmulas como "America first" o "Italy first" no son opciones realistas ni practicables".

Offe confía en que la nueva Gran Coalición alemana tenga en cuenta el peligro de la extensión de esos populismos porque si Francia o Italia, dice, siguiesen masivamente "el extremismo nacionalista de Le Pen o (el líder de la Liga, Matteo) Salvini, "toda Europa tendría un feo despertar".

(1) Declaraciones al semanario italiano "L'Espresso"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine