09 de febrero de 2018
09.02.2018

Los dos perdedores de Waterloo

Reflexiones sobre Napoleón Bonaparte y Carles Puigdemont

09.02.2018 | 00:14
Los dos perdedores de Waterloo

Poco más de doscientos años han transcurrido desde que aquel genio de ambición que quiso dominar Europa y más, Napoleón Bonaparte, quedó derrotado en la batalla de Waterloo en junio de 1815. Con aquel descalabro bélico llegaría el fin definitivo del imperio francés.

Veinte kilómetros al sur de Bruselas, el ejército francés, comandado por el emperador Napoleón, se enfrentó a la coalición de tropas británicas, holandesas y alemanas dirigidas por el Duque de Wellington. Aquella guerra conocida como la de los "cien días" significó el final de las guerras napoleónicas.

El 26 de febrero de 1815 Napoleón huye a la Isla de Elba donde estaba exiliado; al enterarse la de noticia, se reúne el Congreso de Viena, donde se le declaró proscrito y se decide formar nuevamente una alianza para capturarle, la Séptima Coalición.

La fase definitiva de la batalla se inicia el 18 de junio , cerca de Waterloo, donde Wellington responde al ataque frontal de Napoleón, mientras espera a los prusianos, que avanzan lentos a causa de la lluvia.

Después de numerosos ataques, la caballería francesa fue efectivamente destrozada y la Guardia Imperial, por primera vez en la historia, retrocedió en desorden.

Tras la victoria de Waterloo las tropas aliadas se adentran en Francia en busca de Napoleón y el 10 de julio se rinde. Será exiliado en la isla de Santa Elena, donde moriría seis años después. El sueño de Napoleón moriría definitivamente, las fronteras se restaurarían volviendo a su estado anterior.

El 29 de octubre de 2017, Carles Puigdemont Casamajó emprende viaje a Bruselas, saliendo en coche de madrugada desde su domicilio en Gerona y tomando un vuelo desde Marsella a la capital europea. Supuestamente, se exiliaba de Cataluña al ser implicado por el Fiscal General del Estado como presunto autor de varios delitos, entre ellos malversación de fondos públicos.

Carles Puigdemont había sido investido Presidente de la Generalidad de Cataluña el 10 de enero de 2016 gracias al acuerdo con la Candidatura de Unidad Popular (CUP).

El 27 de octubre de 2017, desde el Parlamento de Cataluña se procede a la Declaración Unilateral de Independencia de Cataluña, en contra de lo dispuesto en la Constitución Española, por lo que el Senado aprobó las medidas propuestas por el Gobierno al amparo de artículo 155 de la Constitución, entre cuyas medidas estaba la destitución de Carles Puigdemont y todo el Gobierno de Cataluña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine