10 de enero de 2018
10.01.2018
Recado

Purgatorios de bolsillo

10.01.2018 | 00:04
Purgatorios de bolsillo

Cuando después de Reyes se reanuda la vida, el mundo aparece lleno de nuevos propósitos, que pueden afectar a salud, trabajo, relaciones, proyecto vital, ritmo de gasto o a cualquier hábito. Sale uno a la calle, o llega a la oficina, o se ve con una persona amiga, y a poca atención que ponga se topa aquí o allá con algún buen propósito. Rara vez se hacen explícitos: son irregularidades, desajustes, golpes de frío (como los que acompañan a los espectros), cosas que no estaban y están, o que estaban y no están. Tropieza uno con ellas y se dice: caramba, otro buen propósito. A veces son más duraderos, otros menos, muchos son para bien, y en general no hacen daño, salvo los de los jefes (en general a costa de los subordinados). Tienen siempre algo de reseteo vital, pero en el fondo funcionan como una especie de remordimiento por los excesos de las Saturnales (hoy llamadas Navidades).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine