23 de noviembre de 2017
23.11.2017
Zamoreando

Campaña "españolista"

El independentismo catalán es de quita y pon

23.11.2017 | 00:31
Campaña "españolista"

No sabía yo que el independentismo catalán fuera de quita y pon. Declaración unilateral de independencia cuando toca y de forma contumaz. Y cuando el Estado de Derecho actúa, acatan el 155 y se apostata o se renuncia a todo lo que suene a sedición para no entrar o para salir de la cárcel, dependiendo de la situación personal de cada quien. Son muchos los que blandieron la estelada y cuando se tragaron todos los cuentos contados por el independentismo, a pesar de las poéticas advertencias hechas por León Felipe, sacaron pecho y presumieron de lo que pudo haber sido y no fue.

Entre estos, muchos rostros conocidos, maridos y mujeres de, deportistas, periodistas, sacerdotes y religiosos, empresarios y algún que otro fabricante de esos productos de consumo habitual, sobre todo de este lado de la linde que ellos establecieron, y que ahora se están tirando de los pelos. Una de las familias más señaladas ha sido la de los joyeros Tous. Fotos hay de algún que otro miembro de la familia Tous-Oriol que no permiten albergar duda alguna. Pero como vienen las Navidades y hay que vender ositos y otros elementos de joyería y de marroquinería como sea, los Tous han salido a la palestra porque no quieren bajo ningún concepto que se les relacione con el secesionismo catalán. La familia está haciendo verdaderos esfuerzos para dejar clara su vocación nacional y mundial. Vamos que donde dije digo?

El talón de Aquiles de esta conocida familia se llama 'Fundación Rosa Oriol', presidida por la matriarca del clan y que lleva el nombre de su madre, Rosa Oriol. Miembros destacadísimos de esta fundación son: Helena Rakosnic, esposa del ex presidente de la Generalidad Artur Mas, cuya función es la de vicepresidenta; la periodista Pilar Rahola, que actúa como vocal; y sor Lucía Caram, la monja argentina afincada en Cataluña y defensora a ultranza del independentismo catalán. Tres joyas de la corona independentista que, además, no han dudado en criticar e insultar a España y a los españoles. Conocida es aquella apreciación de Rahola en la que aseguraba: "Los españoles me repugnan como el olor a pescado". O aquella aseveración en la que sentenciaba: "La Unión Europea es una unión fundamentalmente económica, por eso Cataluña no solo puede formar parte de la UE sin la ayuda de España, sino que España no podría sobrevivir si Cataluña no formase parte de la Unión Europea". Otra de esas trolas que tantos se creyeron. Contar con estas tres sediciosas, les está saliendo caro a los Tous que ahora se descuelgan diciendo que van a revisar la composición del patronato de su Fundación debido al perfil independentista de algunos de sus miembros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine