07 de noviembre de 2017
07.11.2017
Recado

Un libreto formidable

07.11.2017 | 00:18
Un libreto formidable

La revolución rusa de hace un siglo fue hija de la clase obrera, aunque los obreros industriales estuvieran sobre todo en Inglaterra. La clase obrera protagoniza el siglo XX: impulsa la revolución que sería por décadas la buena nueva en todo el orbe, provoca la reacción brutal de los fascismos y es la fuerza que impone al capital un pacto llamado socialdemocracia y Estado del bienestar. Pero la ruptura con el orden se produce también en las artes, las letras y la cultura en general. Luego en los años 60-70 hay un recuelo tardío y algo melancólico, un retumbo, una tormenta seca en el sistema de valores (el intangible de aquella "superestructura" de Marx), pero ya sin obreros. Lo que viene luego, para bien o para mal, no tiene patrón, ley, formato. Lo curioso es que los asaltantes al Palacio de Invierno (una escaramuza, seis muertos) creyeran ya que estaban cambiando el mundo: era verdad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine