12 de agosto de 2017
12.08.2017
0/9
Zamoreando

Terelu y Montoro

Viven instaladas en el lujo, pero que no le echen la culpa al ministro de turno

12.08.2017 | 01:32
Terelu y Montoro

Sabido es que las gentes de la farándula y especialmente los pequeños y grandes de la pequeña pantalla viven, cuántas veces, por encima de sus posibilidades. Ganan el dinero a la misma velocidad que lo gastan. Y no son leyendas urbanas. Se encargan de contarlo ellos mismos en sendas exclusivas bien pagadas que les duran en la cuenta corriente menos que un pastel en la puerta de un colegio. Salvo los que conocen la necesidad de ahorrar, los demás viven al día, tanto tengo tanto gasto. Siempre con el agua al cuello.

Una de las insignes miembros de la tele que más dinero ha ganado y más dinero ha gastado es Terelu Campos. Su última adquisición un casoplón, en realidad un dúplex, en urbanización de lujo que se está viendo morada para pagar. Hay que hacer muchas cuentas antes de echarse en brazos del banco y ponerse en manos de la inmobiliaria que sea. Pero, claro, la fachada es la fachada, cualquier exclusiva luce mejor en una gran casa y con suficiente gente de servicio a la que, obviamente, también hay que pagar, por poco que se le pague.

La hija de María Teresa Campos ha contado muchas cosas en una reciente entrevista. Poco tiene que decir que no haya dicho ya, que no se sepa ya. En el capítulo de mudanzas por las que ha pasado a lo largo de los años y que han sido muchas, contaba Terelu que desde que llegara a Madrid desde su Málaga natal, ha vivido en infinidad de direcciones, desde Ayala a Coto del Pardo, pasando por Serrano hasta su actual dirección en Pozuelo, sin olvidar Malasaña. La televisiva también desgranó el número de trabajos que, hasta la fecha, ha tenido en distintos canales de televisión, donde le han pagado desde normal a bien, pasando por muy bien hasta el pastón que en la actualidad se lleva por su participación en Sálvame.

Al parecer, y según sus propias palabras, a su época dorada siguió Antena 3 donde fue ganando menos y, "desde entonces, fluctuando, siempre fluctuando. Dependo de cuánto me quiera joder la vida el señor Montoro". No seré yo quien defienda al susodicho. Ni a Solchaga, ni a Rato 'el maldito', ni a Solbes, ni a ningún titular de Hacienda, sea del partido que sea, porque todos barren para su casa. Pero de ahí, a que una derrochona como la señorita Teresa Borrego Campos, diga que un ministro le puede 'joder' la vida, media un abismo. Lo que no se puede es ofrecer la imagen que esta señora y su familia ofrecen en los realitys que protagonizan.

Viven instaladas en el lujo y la comodidad, sin privarse de nada, hacen bien pero, por favor, que no le echen la culpa al ministro de turno, se llame este como se llame. Si es verdad que Hacienda somos todos y que pagas en función del salario que percibes es lógico que se te aplique lo que esté estipulado, ni más ni menos. En España la mayoría de famosos no son, precisamente, un ejemplo a seguir. Ya hemos visto lo que algunos hacen cuando tienen un dinerito de más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine