El Gobierno de los negocios privados

El neoliberalismo se ha dedicado a desmantelar el Estado y sus instituciones

21.03.2017 | 00:16
El Gobierno de los negocios privados

Si alguien ha conseguido una fusión casi perfecta de Gobierno y negocios privados, empezando por los propios, es el nuevo presidente de EE UU, Donald Trump. No sólo ha metido con total descaro a sus más próximos allegados en la Casa Blanca o sus aledaños, sino que sus primeros nombramientos han sido de personas que se han lucrado en el mundo de la empresa y las finanzas.

Pero todo ello no habría sido posible si allí, al igual que en otras partes, el neoliberalismo no se hubiese dedicado a desmantelar sistemática e impunemente el Estado y sus instituciones. Lo ha señalado entre otros la periodista y ensayista canadiense Naomi Klein, según la cual "tras décadas de privatizar por trozos el Estado, han decidido lanzarse directamente al Gobierno".

A raíz del triunfo de Trump, tanto en Estados Unidos como en la vieja Europa, la izquierda liberal se lamentó de que no se hubiera impuesto la demócrata Hillary Clinton. Pero ésta, mucho más previsible y tranquilizadora, habría seguramente continuado las mismas políticas equivocadas que explican el para muchos todavía inexplicable triunfo del insufrible y soberbio narcisista.

Las recetas neoliberales, a base de austeridad y privatizaciones, se han revelado una y otra vez incapaces de dinamizar las maltrechas economías. Y, sin embargo, los gobiernos, también los europeos, se empeñan erre que erre en seguir una vía que está demostrado que sólo genera desigualdad y frustraciones.

Como buen demagogo, Trump logró desviar la atención y dirigir la frustración de buena parte del electorado hacia supuestos enemigos: el islam, identificado con el terrorismo, los inmigrantes y la prensa. Su truco consistió en alentar y redirigir hacia donde le interesaba el resentimiento que anidaba en muchos ciudadanos: la misma energía negativa que alimenta tantas veces las redes sociales.

Pero la respuesta a lo que sucede en todas partes desde el triunfo del neoliberalismo pasa por romper ese círculo vicioso, analizar las causas reales de los problemas y buscar nuevas soluciones en lugar de persistir en las que demostrado una y otra vez su fracaso. Se hace necesaria y cada vez más urgente una respuesta muy distinta de la que representa el peligroso nacionalismo autoritario de Trump, del presidente ruso Vladimir Putin o de sus émulos europeos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Edición Local

El Castillo cobra vida
Vista general de la primera edición de La Ventana, en la Fundación Rei Afonso Henriques.

El Castillo cobra vida

La segunda edición del mercado de tendencias La Ventana elige los jardines de la construcción del...

El barrio de Pantoja hace disfrutar a sus vecinos más pequeños

El barrio de Pantoja hace disfrutar a sus vecinos más pequeños

Los más pequeños se erigieron en principales protagonistas de la jornada de ayer...

Días de radio y tradición

Días de radio y tradición

El podcast "La escóbula de la brújula" viaja hasta el Etnográfico para bucear en los secretos del...

La deuda tributaria de los zamoranos con la Junta supera los 1,6 millones

La deuda tributaria de los zamoranos con la Junta supera los 1,6 millones

La morosidad en la provincia con la administración regional se ha duplicado durante el último...

José Luis Gómez urge el traslado del vertedero de residuos sólidos urbanos

El concejal no adscrito a grupo municipal, José Luis Gómez, solicitará ante...

La Policía Municipal registra 125 casos de absentismo escolar durante un año

La Policía Municipal registra 125 casos de absentismo escolar durante un año

Los agentes identifican en las calles de la ciudad a un 15% más de menores de edad que estaban...

Una labor en la que se implica a toda la comunidad educativa

El Programa Provincial de Prevención y Control del Absentismo Escolar de Zamora pone en...

Enlaces recomendados: Premios Cine