27 de febrero de 2017
27.02.2017
0/5
Día tras día

Televisión y cultura

La programación televisiva de antaño tenía más calidad que la actual

27.02.2017 | 00:11
Televisión y cultura

A finales del año pasado tuvo TVE la idea de recrear una programación especial, para los nostálgicos, una programación de antaño, de cuando la televisión supuestamente estatal, en blanco y negro, era la única y la mejor. El motivo era la celebración de un aniversario destacado de la puesta en funcionamiento del medio, pero en vez de utilizar TVE-2, como se hizo en otras ocasiones semejantes, la apuesta quedó limitada a Internet, con lo que limitaba igualmente la posibilidad del acceso precisamente a los espectadores que por razones de edad más pueden recordar aquellos tiempos, o sea a las personas mayores. Pero puede que no se quisiera romper el buen rollo imperante de lo políticamente correcto y por eso se optase por esconder aquella televisión y aquellos programas.

Fue una selección muy acertada la que se pasó a través de la Red, con espacios de todo género y condición, desde los culturales a los deportivos, pasando por los musicales, el entretenimiento, los concursos, los dramáticos y otros programas de producción propia. Con un nivel infinitamente superior a los actuales. Y encima, en ese horario europeo al que ahora se quiere volver, pero que no se logrará. Los programas estelares comenzaban sobre las 9:30 de la noche, tras el telediario, y terminaban, publicidad incluida, dos horas mas tarde como mucho. Después otra edición de los telediarios, y a la cama, con cierre de la estación, lo mismo que hacían las emisoras de radio.

En la conciencia colectiva de quienes conocieron y vivieron aquella época sigue existiendo la impresión de que aquella televisión fue de mucha mayor calidad y digna de verse. Pero llama la atención que sean ahora dos conocidos directores y guionistas de cine, los hermanos Trueba quienes no hayan dudado en afirmar públicamente que la televisión del franquismo era mejor. Quizá porque peor que lo actual no puede ser nada en esta materia. Y no solo en esta materia, cabria añadir. Claro que aunque Fernando y David Trueba se haya referido más en concreto a la industria cinematográfica, que es a lo que se dedican, en realidad contra lo que arremeten es contra el pobre panorama cultural.

Y es que no es solo la televisión, sino todo. Empezando por el propio cine, y siguiendo en todos los terrenos, en la literatura, en el teatro, las artes, la música?, todo ha ido a menos, a peor, con pocas excepciones. La televisión manda, y se nutre de basura y personajes piltrafa, e incluso en este sentido, la cadena gubernamental intenta competir con las privadas, a base de dilapidar generosos presupuestos estatales. Hay un corto pero lamentable programa ahora, de un tal Cárdenas, que cuesta 40.000 euros por noche. Para los hermanos Trueba, el 80 por ciento de lo que se publica o se proyecta o se emite, es solo eso: basura. Lo cierto es que la caída del ámbito cultural en los últimos 25 años mete miedo. Puede que Fernando Trueba aun respire por la herida del boicot a su última película, un fracaso de critica y publico después de que el director que cuenta con un Óscar declarase no hace tanto que nunca se había sentido español. Pero la visión de los hermanos Trueba respecto a la cultura actual es bien cierta y compartida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine