Digerir el éxito ajeno

Muchas veces nos cuesta admitir que alguien triunfe

01.12.2016 | 00:21
Digerir el éxito ajeno

El reciente programa de televisión sobre la política interna de Mercadona podría sembrar alguna duda sobre si su modelo de recursos humanos es el más acertado o no. Y utilizo un verbo en condicional porque las opiniones, obviamente, son libres. Eso es incuestionable. No se trata, por tanto, de poner en tela de juicio el enfoque del programa presentado por el incisivo Jordi Évole, sino de esgrimir, a propósito de las divergentes conclusiones que ha suscitado el mismo, una lanza a favor del empresariado español en general y de los máximos directivos de Mercadona, en particular. Y lo hago con conocimiento de causa, tras haber abundado en lo que representa esta cadena de supermercados en esta tierra y después de compilar no pocas opiniones entre sus propios empleados, a quienes muchos, por desgracia, quisieran emular.

Al margen de los datos macroeconómicos que ratifican el liderazgo de la firma valenciana, hay otros argumentos de peso que suponen toda una carta de presentación a favor del modelo instaurado por esta compañía con 76.000 personas de plantilla. Su política salarial y de conciliación laboral es envidiable en un país donde uno de cada tres trabajadores no supera el salario mínimo (645 euros al mes), cuando el sueldo medio de un empleado de Mercadona es de 1.728 euros mensuales. A ello se suma su visión del mercado, que le ha llevado a crecer incluso en los años peores de la crisis, gracias a una gestión competitiva y sin el paraguas del apoyo político. Sin olvidar su modelo de calidad, uno de los más valorados por el consumidor, merced también a la contrastada eficiencia de sus interproveedores.

Como en muchos órdenes de la vida, no todo será perfecto. Pero el grado de exigencia de Mercadona no debería confundirse con explotación o una especie de seguidismo castrense. Lo innegable es que los empresarios de éxito, como es el caso de Juan Roig, se la juegan cada día y no solo en términos económicos, sino en aspectos de imagen y reputación. Y es aquí donde quizá no seamos del todo justos a la hora de digerir el éxito ajeno y pequemos de una innecesaria frivolidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Edición Local

Una escena del programa #PesadillaZamora
Pesadilla en la Cocina se defiende de la «rebelión» de Zamora

Pesadilla en la Cocina se defiende de la «rebelión» de Zamora

La Sexta y la productora del programa de Alberto Chicote estudian denunciar a los impulsores de la...

Torguvi incentivará la creación de empleo con nuevas subvenciones

Torguvi incentivará la creación de empleo con nuevas subvenciones

El grupo de acción local informa sobre las ayudas y las novedades del programa de desarrollo...

La gripe muestra mayor incidencia entre los niños menores de 4 años

La gripe muestra mayor incidencia entre los niños menores de 4 años

La segunda semana del año se cierra con 416 casos por cada 100.000 habitantes, una proporción muy...

Una veintena de zamoranos se examina de la ESO en Asturias por ser "más accesible"

Una veintena de zamoranos se examina de la ESO en Asturias por ser "más accesible"

Los estudiantes adultos, la mayoría en paro y con edades comprendidas entre 30 y 56 años,...

Los afectados por las cláusulas suelo afirman que el acuerdo PP-PSOE "se queda muy corto"

Los afectados por las cláusulas suelo afirman que el acuerdo PP-PSOE "se queda muy corto"

Los bancos estarán obligados a informar de la existencia del polémico punto y a atender las...

Las zonas más caras y más baratas para alquilar tienen diferencias de hasta 500 euros

Las zonas más caras y más baratas para alquilar tienen diferencias de hasta 500 euros

Tres Cruces y San Andrés ven rebajadas las mensualidades, mientras Pinilla sube

Casi 400 personas participan en el ciclo de Cine del Colegio de Abogados

Casi 400 personas participan en el ciclo de Cine del Colegio de Abogados

Los letrados abordan hoy, con Derecho de Familia, las relaciones parentales

Enlaces recomendados: Premios Cine