Teniente de alcalde del Ayuntamiento de Zamora

Huelga de deberes escolares y derechos sociales

El informe de Unicef sobre la infancia en España dibuja un país sin niños

09.11.2016 | 00:19
Huelga de deberes escolares y derechos sociales

El informe de Unicef de 2014 sobre la infancia en España denuncia la pérdida de derechos básicos de los niños y adolescentes debida a la crisis económica en los últimos años: incremento de la pobreza infantil, reducción de recursos en los servicios dedicados a ellos, hogares incapaces de garantizar el bienestar de los hijos...

Se ha llegado a ver como algo normal la malnutrición infantil, aunque su visibilidad ha permitido reaccionar a algunas administraciones con servicios de comedor escolar, no para conciliar la vida familiar y laboral, sino para garantizar una comida saludable diaria a los niños.

Se reconoce que España va camino de ser un país sin niños. Si continúa la tendencia a la baja natalidad, dentro de 6 años habrá un millón menos de niños y niñas menores de 10 años. Con este descenso, habrá menos derechos para todos: para los niños porque serán más invisibles por ser menos, y en los servicios sociales basados en la solidaridad intergeneracional porque serán insostenibles, como sucede con las pensiones.

El informe advierte que la pobreza "está más extendida, que es más intensa y más severa en la infancia que en el resto de la población". Y que está unida a la crisis porque hay una relación directa de los más de dos millones de niños bajo el umbral de la pobreza con el de familias con todos los miembros en paro.

En la cumbre de Palencia de ministros de la infancia de 2009, se afirma que los compromisos con los derechos de la infancia no hay que buscarlos solo en las leyes, declaraciones o planes, sino que "hay que buscarlos, sobre todo, en los presupuestos". Pero en España, desde el comienzo de la crisis en 2010, se ha reducido en 722 euros por niño el presupuesto de inversión para la infancia.

Sin embargo, las políticas de los menores no son políticas menores.

No podemos aceptar que en el ideario social se instale la percepción de que los niños molestan, de que la crianza de los hijos es un castigo en forma de pobreza, de obstáculos a la carrera profesional, discriminación de género y sobrecarga de responsabilidades. Tampoco debe instalarse la idea de que la pobreza de los niños o sus resultados educativos son responsabilidad de la familia o del propio niño. Más grave es que la inversión en la infancia se considera una carga para las cuentas públicas.

La educación es un elemento clave para la inclusión. Pero no basta con la igualdad en el acceso a esta, sino que hay que remover obstáculos en las familias y en la sociedad. Porque el abandono temprano de los estudios está unido al nivel de estudios de los padres, de manera que los niños con madres sin estudios superan el 30% de abandono escolar, que solo es del 4,6% cuando la madre tiene estudios superiores. La reducción del 10% del gasto educativo debido a las medidas de austeridad y la reducción del 45% en becas y ayudas -según datos del Defensor del Pueblo- no ayudan a adolescentes y jóvenes a mantenerse en el sistema educativo.

Y aquí hablamos de los padres. Las investigaciones consideran que las familias en España son atentas con sus hijos, y que priorizan el tiempo y los recursos que destinan a ellos. Los niños y niñas que viven en España también manifiestan estar de acuerdo con la afirmación de que "mis padres me tratan bien" en un 98%.

Según el artículo 31 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos del niño, se reconoce el derecho de este al descanso, el esparcimiento y el juego, y a participar libremente en la vida cultural y en las artes.

En estos días, sus madres y padres han promovido una huelga contra los deberes escolares para que los niños y niñas puedan jugar, disfrutar de su familia, de su tiempo? Vivir, en definitiva.

Esto solo será posible si hay un pacto por la educación en el que padres y madres, profesores y maestras? Toda la comunidad educativa se una para garantizar los derechos de los niños y niñas. A la educación y también al tiempo libre.

Más que una huelga contra los deberes, se necesita una huelga por los derechos de la infancia: a la alimentación, a la vivienda, a la seguridad, a la salud? a la educación también. Hay que garantizar los derechos de los niños, también al juego y al disfrute de su tiempo libre.

Es más necesaria una huelga por los derechos de la infancia que una huelga contra los deberes en la escuela. "No más deberes sin derechos, ningún derecho sin deber".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Edición Local

Sorteamos dos entradas para la "Noche Romántica" del Ramos Carrión
Sorteamos dos entradas para la "Noche Romántica" del Ramos Carrión

Sorteamos dos entradas para la "Noche Romántica" del Ramos Carrión

El espectáculo musical tendrá lugar el próximo viernes 30 de junio a las 20:30 horas en el Teatro...

Disfruta en directo la ópera "Madama Butterfly" del Teatro Real

Disfruta en directo la ópera "Madama Butterfly" del Teatro Real

La Opinión-El Correo de Zamora invita a los lectores a la retransmisión en directo de la ópera...

El Ayuntamiento de Santa Cristina lleva a pleno las tasas por el uso de las piscinas

El Ayuntamiento de Santa Cristina de la Polvorosa modifica el uso de las instalaciones de las...

La Gobierna abre la diversión

Las peñas, con los Gigantes y Cabezudos, protagonizan el desfile inaugural

De Figueruela de Abajo hasta el río Cabrón

De Figueruela de Abajo hasta el río Cabrón

Las calles del pueblo mantienen un ambiente evocador, pues perduran numerosas casas antiguas, eso...

Una historia unida a Zamora

Una historia unida a Zamora

La Opinión-El Correo de Zamora abre en sus instalaciones una exposición que vincula el desarrollo...

La música brilla con luz propia en San Pedro

La música brilla con luz propia en San Pedro

Mubaza hoy echa a andar en la bajada de San Martín y el músico Serafín Zubiri y la Banda de Música...

Enlaces recomendados: Premios Cine