Día tras día

Tiempo de cenizas y de disfraces

Una investidura adecuada para el ambiente del día de difuntos

30.10.2016 | 01:22
Tiempo de cenizas y de disfraces

La fecha de la investidura de Rajoy, ya presidente del Gobierno, ha coincidido con la época de cenizas y de disfraces, vísperas nacionales de día de los Santos y de la noche de Halloween. Y nada más apropiado, muy en especial para el PSOE que ha entregado el Gobierno al PP a costa de su propia identidad por mucho que se haya querido tapar el desgarro con idealistas máscaras incapaces de cubrir actitudes personales insanas, egoístas y antidemocráticas. Una investidura ya resuelta, al fin y al cabo, como tenía que ser, precipitada por los plazos que vencían, y sin otro morbo que saber cuántos diputados socialistas, especialmente Sánchez, se mantenían fieles al no a Rajoy. Ha sido como uno de esos sepelios hechos deprisa y corriendo por el agotamiento de quienes han convivido con la larga enfermedad. Encaja en el ambiente triste y resignado que se vive en los días de difuntos, aunque se desea y espera que el futuro del país, incluso el futuro más inmediato, pueda discurrir por otros derroteros. Rajoy insiste en negociar para conseguir una legislatura sólida y estable, algo que parece difícil tras escuchar a los líderes de la oposición, aunque en política todo es posible. No obstante, a día de hoy son más los que apuestan por un mandato breve que por los cuatro años que señala la legislatura. Pero de un PSOE en estado comatoso, por roto y dividido, cabe aguardar cualquier cosa, que ya ninguna sorprendería.

El que acaba de sorprender, por cierto y pasando a otro tema, en el seno de la Iglesia, ha sido el papa Francisco anunciando al mundo católico unas normas en torno a la cremación de los muertos, una práctica que si bien parece no gustar a la religión mayoritaria en España, se ha extendido muchísimo y sigue extendiéndose cada vez más, entre otras muchas razones de sentido práctico y realista, porque resulta bastante más económica. No quiere la Iglesia, y es un imperativo para sus fieles, que las cenizas de quienes han dejado la vida terrenal sean desperdigadas de ninguna manera, ni esparcidas por ningún sitio, ni guardadas en el hogar, ni utilizadas con fines tales como la conversión en joyas, una peculiar dedicación que ha ido creciendo últimamente en todos los países que aceptan la incineración, aunque cualquiera de esas u otras pueda ser la voluntad del difunto. Solo se permite el entierro de la urna con los restos mortales en los cementerios y en los espacios dispuestos al efecto. Claro que todo esto atañe en exclusiva a los católicos, pero sin que a nada ni a nadie obligue, en ningún caso. Lo normal, pues, en un Estado aconfesional que respeta todos los ritos religiosos pero sin vincularse a ninguno de ellos.

Cabe también dentro de lo sorprendente lo de ese obispo, el de Cádiz, que pide que en Halloween los niños, en vez de disfrazarse de frankestein, de drácula, de bruja o de calabazas, se disfracen de santos, vírgenes o religiosos, en una singular versión procedente de otros países y que denominan como "holywins", algo así como que la santidad es la que gana, en el trato o truco. Es un consejo a los niños cristianos y que para su difusión ha sido remitido a parroquias, colegios y familias de los pequeños y no tan pequeños, que deberían vestirse de santos de modo "sencillo y alegre".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Edición Local

Sáez garantiza la permanencia del Hospital pese a las 188 nuevas camas del Provincial

El consejero ratifica al alcalde que la primera planta no se cerrará aunque Huerga logra una...

Cruz Roja programa un taller sobre el manejo de los teléfonos móviles

En cinco sesiones los participantes aprenderán a utilizar las aplicaciones de sus dispositivos

Los zamoranos tienen ahorrados 2.200 millones más de los que deben a la banca

Los zamoranos tienen ahorrados 2.200 millones más de los que deben a la banca

Las familias y empresas aumentan su capital por la incertidumbre en el futuro, lo que lastra el...

Los radares de Tráfico en Zamora registran una media de 85 multas cada jornada

Los radares de Tráfico en Zamora registran una media de 85 multas cada jornada

Los sistemas de control de velocidad sirven para que el Estado ingrese 4.853 euros cada 24 horas

Los pueblos que recobren las áreas dañadas por los vertederos deberán velar por su control

Los pueblos que recobren las áreas dañadas por los vertederos deberán velar por su control

El convenio entre Junta y Diputación para recuperar las zonas degradadas invertirá este año casi...

Los buenos resultados de la feria del vehículo nuevo garantizan otra edición

Los concesionarios, satisfechos con el nivel de ventas alcanzado el fin de semana

Enlaces recomendados: Premios Cine