La columna del lector

Clima laboral

17.09.2016 | 01:01

Los compañeros de trabajo, como los jefes, son seres que no se eligen, normalmente; es decir, son los que se encuentran en el centro laboral cuando el nuevo empleado se incorpora; lo que supone que tengan distintos niveles de conocimiento profesional, de actitud ante el trabajo, de espíritu de colaboración, de superación, de formación profesional continua, de entrega laboral, de transparencia, de respeto, de educación, de forma de ser y de sentir, de empatía, de simpatía, de discreción, de sigilo, que posibilite la confianza mutua, etc., etc., etc.

Por lo tanto, la heterogeneidad del factor humano de la empresa, de las Administraciones Públicas, como de las organizaciones, conlleva - para que se aproveche al máximo sus potencialidades y saberes, y, subsiguientemente, cumplan con eficacia, con eficiencia, con rentabilidad económica y social, sus respectivos objetivos sociales, legales y estatutarios- que sus equipos humanos estén consolidados, cohesionados, motivados, bien dirigidos, bien orientados hacia la consecución de resultados medibles y cuantificables, al ser posible, lo que requiere de líderes excelentemente preparados académicamente, con personalidad, con psicología industrial, con don de gentes, con sentido de la humanidad, que apoyen la carrera profesional de quienes, por su esfuerzo, espíritu de aprendizaje, afán de crecimiento en el trabajo, colaboración, aportación de ideas, lealtad, etc., etc., etc., contribuyan en el mayor grado posible a la satisfacción de las demandas y necesidades de clientes, administrados y ciudadanos. La política de personal es, pues, fundamental para establecer planes de organización y recursos humanos que los aprovechen y evalúen correctamente, de forma continua y objetiva, diseñando estrategias y tácticas viables y realistas, de forma y manera que detecten, potencien y retengan el talento, recurso escaso, diferenciador y el mejor capital que empresas, Administraciones Públicas y organizaciones puedan disponer para cumplir sus obligaciones con los destinatarios de sus productos, competencias y actividades.

A tales fines, los procesos de selección de personal han de ser rigurosos, exhaustivos, metódicos, objetivos, ecuánimes, que ponderen con conocimiento de causa el mérito y capacidad de los aspirantes, como que los seleccionadores conozcan a fondo las materias y competencias objeto de calificación y, por supuesto, y por encima de todo, que sean honestos

De la forma de ser y de sentir de los trabajadores, en resumen, depende la existencia de un clima laboral adecuado que contribuya a que las entidades, privadas o públicas, contribuyan al bienestar general; consecuentemente la importancia de que cuenten con los mejores.

Marcelino Corcho Bragado

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Edición Local

Un paseo por la historia
Un paseo por la historia

Un paseo por la historia

Vecinos y visitantes disfrutaron de un sábado repleto de actividades en el mercado medieval

El torneo de justas triunfa por todo lo alto

El torneo de justas triunfa por todo lo alto

Los miembros de la compañía "Hípica Celta" recuperan las viejas tradiciones de los antiguos...

Color y sabor medieval en Toro

Mercado, justa, pruebas deportivas y cata de vino en un intenso sábado

Recaudan fondos con el "maratón del euro" para tratamientos del cáncer de mama

La asociación Unidos contra el Cáncer de Toro y su alfoz proseguirá hoy con...

Piden a Azucarera que permita cobrar y entregar la remolacha con corona

Piden a Azucarera que permita cobrar y entregar la remolacha con corona

Coag defiende que esta práctica servirá para aumentar los beneficios de los cultivadores y la...

Benavente clama por un pediatra 24 horas

Benavente clama por un pediatra 24 horas

Unas 2.000 personas se concentran en la plaza Mayor para exigir a la Consejería de Sanidad que...

Cuando la política se convierte en secta

Cuando la política se convierte en secta

Generaciones de escolares han sido adoctrinados en una animadversión visceral hacia todo lo que...

Enlaces recomendados: Premios Cine