Zamoreando

La generación del califato

Los peligros del acceso de la ideología islamista extrema a la educación

13.09.2016 | 09:13
La generación del califato

Así se titula la grabación publicada por la oficina de información del Dáesh en la que se despeja cualquier duda al respecto de su introducción en el mundo occidental y sus ansias incontenidas de ampliar el mapa islámico. Por cierto, aquellos "librepensadores" que critican duramente a cuantos advierten de la invasión silenciosa a la que seguirá el estruendo de las armas y el sometimiento, hay que decirles que en ese vídeo propagandístico del grupo terrorista Estado Islámico aparece una imagen de la Alhambra de Granada.

En ese vídeo, el Dáesh asegura que en un futuro no muy lejano los menores reclutados por la organización "abrirán" lugares como al-Ándalus, Roma o Damasco. Como para tomárselo a broma. Como para seguir arguyendo que se trata de infamias inventadas por los islamófobos. ¡Y un cuerno! En el imaginario colectivo de este y otros grupos terroristas al-Ándalus es el sueño más largamente acariciado. Es verdad que también la Ciudad Eterna, núcleo del cristianismo y por ende Europa toda, cuyas raíces cristianas, hoy tan cuestionadas por los "librepensadores", son una espina clavada en el corazón del islamismo que quieren sacarse cuanto antes.

El vídeo está colgado en Internet, por si alguien duda de su veracidad. Esta gente emplea todas las armas a su alcance, y no solo las de fuego, para difundir su ideario y lanzar sus proclamas. Pues bien, en los momentos finales del vídeo y como el que no quiere la cosa, aparece una vista aérea de la Alhambra, sí, pero también del Coliseo de Roma y de la Meca. Es, precisamente en esa parte final, cuando la voz de un narrador explica que "el Estado del Califato enseña a sus "cachorros" (como el Dáesh denomina a los menores que recluta) sus directivas", añadiendo que en el futuro se unirán al "Ejército del Califato", si antes, claro, no cae derrotado por Rusia y Estados Unidos.

El Dáesh está entrenando a fondo a los cachorros. Los forman en la doctrina del odio y en la cultura de la muerte. En esa generación, a la que preparan convenientemente, es en la que confían los líderes islamistas, la generación que otorgue al islam el esplendor y la importancia mundial que persiguen. Ojo al dato, porque según el vídeo de marras, será la generación que abra no solo Damasco, al-Ándalus y Roma, también Bagdad, Jerusalén, Medina y Dabiq, en el norte de Siria, lugar donde una profecía islámica de hace 1.300 años anunció una gran batalla entre un ejército musulmán y una "horda de infieles" con 80 banderas, confrontación calificada como "malahim", el Armagedon árabe. Y esta profecía, que tiene varias versiones, está siendo convenientemente utilizada por el aparato de propaganda del Dáesh como herramienta de reclutamiento para así aumentar el número de sus tropas.

Introduciéndose a través de la Educación, en colegios y universidades, y a través de las costumbres y tradiciones en infinidad de ciudades de España. En tres colegios de Soria este año se imparte por primera vez la religión islámica, algo que se contempla, incluso desde instancias oficiales, como absolutamente normal. Qué pena que la enseñanza de religión católica no se contemple con la misma normalidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine