Día tras día

Ocio y cultura en las noches de verano

Una programación que invita a disfrutar, sobre todo en lo musical

24.07.2016 | 00:10
Ocio y cultura en las noches de verano

Ha comenzado ya, está en la calles y plazas de Zamora, en las noches de la canícula veraniega, el tradicional programa del verano cultural que corre a cargo del Ayuntamiento. Una distracción variada, para todos las edades y todos los gustos, y que lleva años y años manteniendo un gran éxito y una gran aceptación por parte del público, bastante más numeroso en esta época en la que los pueblos de la provincia abren sus brazos al retorno por unas semanas de su gente de la diáspora. En realidad, la iniciativa data de los años cincuenta del siglo pasado cuando las delegaciones del antiguo Ministerio de Información y Turismo llenaban de espectáculos variados las noches de julio y agosto, a base de cine al aire libre o de actuaciones teatrales locales, casi siempre todo de carácter gratuito.

Se ha ido a más y a mejor en este tiempo, y lo que entonces era una diversión de los fines de semana, de los sábados, se ha ensanchado profundamente extendiéndose su celebración a prácticamente todas las noches, como una forma para evadirse, a esas horas nocturnas, del calor soportado durante el resto de la jornada. Ahora sigue habiendo cine y teatro pero hay mucho más, como conciertos de diversos géneros musicales, que no pueden faltar, y este año hasta ópera incluye la programación, más festivales de humor, magia y la novedad repetida de los cuentos eróticos, teatro en la calle, rutas históricas teatralizadas, tan del agrado de zamoranos y forasteros, y hasta noches de hipnosis en el interior del castillo de la ciudad, un marco adecuado. Casi todos los espectáculos son gratuitos, salvo algunos de ellos, si bien las entradas serán en general a precios muy módicos y asequibles.

Destaca en el verano cultural de este año, ya dado a conocer en su totalidad por la concejal responsable del área de Cultura, María Eugenia Cabezas, el alarde que se ha conseguido en torno a la música, con la colaboración de otras instituciones, organismos y entidades. Es el caso del Festival de Ópera que tendrá lugar durante tres noches, con tres actuaciones distintas, en la plaza de la Catedral, un escenario idóneo, donde también se va a celebrar un concierto de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León y otro de la Coral Ciudad de Zamora. Y también el festival Viriato Jazz, ya con solera, y que ofrecerá en esta ocasión diversas novedades muy interesantes para los muchos y buenos músicos y aficionados existentes y que consiste en una serie de clases, a cargo de artistas de reconocida valía, con diversos instrumentos, que tendrán lugar previamente a las actuaciones.

Un programa muy completo y dinámico, en fin, en el que se repiten los espectáculos habituales, los que siempre gustan, y a los que se añaden otros que se espera que tengan el mismo éxito, atendiendo a las calidades de lo ofertado, todo ello en parajes del casco histórico artístico: la plaza de la Catedral, el Castillo y sus jardines, el Palacio de doña Urraca, el Centro de las Ciudades Medievales y las aceñas de Olivares, marcos histórico-artísticos que complementan y recrean el ambiente cultural y que por su ubicación evitan molestias a los vecinos como sucedía antes en algunos lugares que se han ido variando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine