Zamoreando

"Ceganitos"

Zapatero es capaz de ver lo que nadie ve en la Venezuela de Maduro

21.05.2016 | 00:28
"Ceganitos"

También podía haberlo titulado "cegato perdido", que es justo como está en materia de política nacional e internacional José Luis Rodríguez Zapatero. Que es quien nos dejó España como nos la dejó, la situación catalana como la pergeñó malamente y todo lo demás. Lo único que hizo bien, para sí mismo y los suyos, como no podía ser de otra forma, es asegurarse el presente y el futuro: 226.000 euros anuales de los que 80.000 son en concepto de expresidente del Gobierno de España y 76.000 como consejero de Estado. Dicho lo dicho, este señor no ve más allá de sus napias.

De gira por la Venezuela de Maduro, como si del "Boss" se tratara, el señor Rodríguez Zapatero ha dicho que ve "voluntad de diálogo entre Maduro y la oposición". Curiosamente la oposición no ve lo mismo que ha visto el señor ZP. Eso quisiera la oposición venezolana, que Maduro tuviese la necesaria voluntad para dialogar, para cambiar, para conjuntamente salir del socavón en el que está metido el país. Un socavón de tal envergadura que ni el petróleo venezolano ni el amigo cubano logran rescatarlo. Y la gente tiene hambre y pasa necesidades, menos los afectos al régimen, claro.

La oposición venezolana, mayoría en la Cámara, ha dicho claramente, por boca de Capriles, que la crisis política, económica y social solo la podrán resolver los venezolanos. Maduro se ha mostrado incapaz. Con amenazar al pueblo, con insultar a España y al Gobierno de España, con hablar de la existencia de un inexistente eje Madrid-Miami-Washington ya tiene bastante para despacharse a gusto en esos mítines y programas de radio y televisión infumables, hechos a su medida y necesidades. Venezuela con Maduro no tiene nada que hacer. Pero dígaselo usted a Pablo Iglesias y compañía que han recibido desde los tiempos de Chávez cantidades enormes de millones que han sufragado sus inventos.

A estos, que también están ceganitos para lo que no les interesa, no se les puede mentar a Maduro como el sátrapa que es. Para ellos, Maduro es un impecable demócrata. Es el pueblo, es la sociedad venezolana la que se equivoca, instigada por los opositores. A mí me aterra saber que estos chicos quieren convertir España en una sucursal de Venezuela. Mi tía Niceta está haciendo acopio de papel higiénico, por si acaso. Y de garbanzos de Fuentesáuco, por si acaso. Y de ciertos productos no perecederos, por si acaso.

Y lo demás, lo congela, por si acaso. Coñe, y luego nos dicen que estamos metiendo miedo. Pero si los que dan directamente miedo son ellos, los que ya han fagocitado a IU como demuestran ciertos carteles que pululan por ahí.

Si el señor Rodríguez Zapatero tuviera un poco de vista no habría aceptado realizar tal visita, en la que no ha hecho otra cosa que dar palmaditas en la espalda a Maduro, sabiendo lo que le hizo a su compañero de filas, Felipe González, al que poco más o menos declaró persona non grata, limitando su estancia en Caracas. Si fuera un buen demócrata hubiera renunciado, sabedor como es de las embestidas constantes que, en forma de insultos, realiza Maduro contra España y más concretamente contra el señor Rajoy al que pone a caer de un burro cada vez que lo menciona. Es una lástima que de ceganitos, como el señor Zapatero, esté llena la política.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine