La columna del lector

El lobo en Sayago

20.05.2016 | 00:05

Ahora mismo el gran problema para los ganaderos de Sayago es el lobo, un animal que debería encontrarse donde hubiera una alta densidad de corzos y jabalíes, no junto al ganado, que para ellos es su presa fácil y el exceso de amabilidad por parte de los ecologistas hacia los lobos no ayuda a la población rural a enamorarse de ellos.

Porque aunque el ganado que mata es indemnizado en su gran mayoría por los seguros que los ganaderos pagan durante todo el año, para estos no les es compensatorio.

Muchos dicen que volvemos a la prehistoria cada vez que matamos animales y yo creo que cuando realmente volvemos a la prehistoria es cuando un animal salvaje, como es el lobo, mata a animales domésticos, de los cuales viven la mayoría de las familias de las zonas rurales, en las que este animal ha comenzado a habitar.

Cuando a estos caninos salvajes se les podría ayudar a alimentarse para su supervivencia de otras formas, evitando tantas lobadas.

Defender y proteger al lobo como a otros muchos animales que también están en peligro de extinción y que son maltratados está realmente bien, pero... ¿quién defiende a los animales atacados y a los ganaderos? Porque los más perjudicados en todos estos ataques son los ganaderos ya que después de estos ataques en los que no solo mata para alimentarse, también para divertirse, los animales que quedan pueden abortar, pueden quedar heridos o con traumas que le pueden causar aun más perdidas al pastor y a la hora de abonar los daños causados muchas administraciones autonómicas son lentas o sordas a las demandas que hacen los ganaderos. Este predador es incompatible con la ganadería extensiva de esta zona

Sonia Cabezas Pérez

(Bermillo de Sayago)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine