La columna del lector

Exceso de producción

18.05.2016 | 00:23

Hace unos días veía una noticia sobre la situación de los ganaderos castellanoleoneses. Estos, resumiendo mucho, se quejaban de que a menudo debían tirar toda la producción de leche por el desagüe porque desde altas esferas se les decía que había producción en exceso. Vamos a dejar ahora de lado su queja de que se compra la leche francesa a dieciocho céntimos de euro el litro mientras a ellos se les manda bajar la producción o tirar la suya. Tampoco voy a entrar en cómo empresas de este sector se enfrentan a un futuro difícil debido a los productos que llegan desde fuera, dejando en serio riesgo en mundo rural español, castellanoleonés y zamorano, que se enfrenta al cierre de las industrias de este sector, agravando el problema no solo económico sino también poblacional. Ahora lo que me interesa es el hecho de destruir un producto debido a una supuesta excedencia de producción. No es la primera vez que distintos sectores productivos españoles deben destruir producción para adaptarse a lo que se les pide. De hecho se ha llegado a pagar incluso para no producir.

Siempre me llamó la atención eso del exceso de producción, cuando hay tanta hambre en el mundo. Pero, no acudamos a frases hechas como las de "hambre en el mundo", observemos tan solo nuestra propia ciudad y las necesidades que hay para sentir el problema más cercano. Pues bien, no sé por qué, ese mismo interrogante me ha golpeado con fuerza tras los terremotos de Japón y Ecuador. Ver a cientos de miles de personas que precisan de lo más esencial me ha hecho recordar la leche que se iba por el desagüe en aquella noticia de la televisión.

Tenemos que informarnos un poco, conocer cómo funciona nuestro entorno. Así llegamos a que capitalismo neoliberal y concepto "exceso de producción" van de la mano. Veamos, todo el que tenga unos pocos estudios o de cultura general sabe que uno de los fundamentos de Economía es la curva de la demanda. La curva de la demanda tiene en cuenta la cantidad de producto ofertado y el precio. Pues bien, se decía que, independientemente de otras variables, a mayor oferta (mayor cantidad de producto) en el mercado, más se abarata el precio. Claro, esto no interesa a los empresarios. Si el mercado está saturado de leche esta puede costar sesenta céntimos el litro al consumidor, mientras que si se recorta la producción se puede vender a un euro. Es la gran estafa del sistema neoliberal en el que vivimos: reducir producción para encarecer el producto y ganar más.

Con el anterior resumen se puede entender que vivimos en un sistema que no solo busca la ganancia sino aumentarla sea como sea. Mientras sigamos en este sistema económico, que con la globalización se ha hecho más agresivo, se buscan alternativas, pero de momento estamos aquí y hemos de buscar maneras para producir sin destruir. Una manera de evitar destruir producción es conseguir hacer competitivo un producto por su calidad, y no por el bajo precio, los productos de tierras zamoranas: leche, carne, quesos, etc., pueden ser muy competitivos dado que provienen de un entorno natural envidiable. Pero la pregunta es ¿interesa? Desde luego da la sensación de que no. Mi oficio se centra entre otras cosas en buscar vías de desarrollo y mejora económica. He puesto desde hace años mucha atención en la zona de Sanabria-Carballeda y he llegado a contactar con empresas nacionales y extranjeras para invertir en la zona, siempre con el previo interés y estudio de la gente de la zona. Pero mi última y definitiva sorpresa es que determinado alcalde sanabrés contactado ni responde al email que sí recibió y que leyó. Es triste ver cómo existen posibilidades de inversión, pero los políticos que tanto se quejan de la despoblación y de la avanzada edad de los que quedan y que supuestamente buscan el desarrollo no responden un simple correo para estudiar ofertas.

Para mejorar a nivel global hemos de mejorar a nivel local. Lo local y lo global es un "feedback" necesario en el que ambas partes se enriquecen y benefician mutuamente. Para mejorar económica y poblacionalmente estas tierras hay que buscar alternativas de todo tipo, entre ellas alejar de los puestos de gobierno a históricos del cargo que impiden dicha mejora. Existe lugar para producir y hay que llevar a cabo una producción de calidad, en un entorno de calidad, con DOP. Para que nadie ordene reducir producto debido a la demanda existente.

Raúl Reloba Ferrero

(Salamanca)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine