La unión IU-Podemos-otros es la ruptura necesaria

El PP y el PSOE buscan que el 26-J represente la resurrección del fenecido bipartidismo

04.05.2016 | 00:05
La unión IU-Podemos-otros es la ruptura necesaria

Herido de muerte el "birrepartidismo" tras las últimas elecciones, había que dar una nueva oportunidad a su resurrección y de ahí todo lo que ha ocurrido para forzar que se celebren nuevas elecciones y a ver si así ahora tienen suerte los "birrepartidistas"

Definición de "birrepartidismo": Cual payaso listo y payaso tonto (según simpatías) PP y PSOE se peleaban en la pista y se repartían las ganancias en el camerino.

La operación "salvemos el birrepartidismo" se basa en las siguientes cuentas: Si el 26 de junio se presentan los mismos partidos e incluso con los mismos candidatos (lo que se justifica como una segunda vuelta) es de cajón que debe aumentar la abstención.

Habrá ciudadanos que dirán: "Yo no voto, que les den", otros dirán "Pero si va a salir todo igual, para qué votar". Únase a eso que como los programas no han cambiado, los muchos días de campaña van a ser como una pelea matrimonial tras la separación. "La culpa la tuviste tú que con tu intransigencia forzaste nuevas elecciones, con lo caras que son". "No, la tuviste tú".

Ante este panorama, la posible confluencia o unión electoral de IU con Podemos y otros sería el único revulsivo que convertiría las nuevas elecciones en otras completamente distintas.

Podemos, al no caer en la tentación de encamarse con PSOE y Ciudadanos entre las sábanas de blanco satén de la Moncloa, ha demostrado que es un partido de izquierdas. Por tanto, este importante detalle desmonta la tesis de los que en IU despreciaban a Podemos por ser indefinidos; en consecuencia ahora esos rojos de verdad deben apoyar la coalición electoral.

Por supuesto que no se puede contar con los que no quieren unirse con nadie (salvo tras las elecciones para gobernar) y siempre pondrán alguna pega a los procesos unitarios. Así mismo, los que en Podemos no quieren la unión, para así arrastrar más gente por los caminos de la transversalidad, deben ver que si no se produce esa confluencia ahora y ya bajarán en votos, y recordad, amigos, a más votos más variedad de personas detrás y por tanto mayor transversalidad.

Eso es obvio. En España el partido más transversal es el PP porque es el que tiene más votos. Tan transversal que le vota el banquero y el obrero.

La unión de IU+ Podemos+otros puede conseguir tal número de votos que roce la transversalidad del PP, aunque afortunadamente más compacta, pura representación de un pueblo harto. Si seis millones de personas no son transversales, ya me diréis por transversalidad qué entendéis.

Un pueblo harto de su sacrificio mientras otros roban, harto de su condena material mientras otros se ceban en paraísos fiscales.

Libre es cualquiera de no entender esto; pero quien tense la cuerda para que fracase, sin decir a la cara que no quiere confluencia, porque le da vergüenza ir contra corriente, no está siendo nada revolucionario y sí más bien un tanto conservador al querer que nada cambie.

Sí, porque la confluencia electoral IU-Podemos-otros es el aliciente para millones de personas ya concienciadas de que esto no puede seguir así, que hay que romper esta dinámica, que hay que romper la amenaza de que nada cambie, que hay que romper la baraja porque el poder tiene las cartas marcadas.

Esa alianza sería el pórtico de la ruptura necesaria. Hay que apoyarla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine