Mariana Pineda

Murió a los 27 años en el cadalso, condenada por haber luchado como constitucionalista y liberal

27.04.2016 | 00:18
Mariana Pineda

Una heroína que fue ajusticiada por haber luchado como liberal y constitucionalista, su gesto de bordar una bandera con el lema "Ley, libertad, igualdad" le costó que Fernando VII la condenara a muerte.

Mariana Pineda nació en Granada el 1 de septiembre de 1804. Fueron sus padres el capitán de Navío de la Armada Española Mariano Pineda Martínez y María Muñoz de Luna. Quedó huérfana a la edad de quince meses, bajo la custodia de su tío José Pineda. Contaba Mariana poco más de quince años cuando contrajo matrimonio con Manuel Peralta Valter, joven de ideas liberales. A los tres años de feliz matrimonio quedó viuda con dos hijos. Los acontecimientos de aquella época provocados por la persecución que los realistas de Fernando VII seguían contra los liberales y constitucionalistas, impulsaron a Mariana a ponerse del lado de los perseguidos.

Su primo, el capitán Álvarez de Sotomayor, que se había alzado en 1820 con Riego, proclamando la Constitución, fue condenado a la pena de muerte. Mariana concibió un plan para salvar a su primo consiguiendo su fuga con la ayuda de otras personas. Proporcionaron al reo unas barbas y un hábito de fraile capuchino y disfrazado de tal guisa pudo salir de su encierro haciendo creer que era un religioso que acudía a prestar auxilios espirituales a otros reos.

Álvarez de Sotomayor consiguió escapar, pero fue descubierta la complicidad de Mariana que fue recluida en su domicilio. Mientras, bordaba con otras mujeres una bandera de seda con el lema "Ley, libertad, igualdad". Después de varias vicisitudes y contrariedades y de un intento de fuga, Mariana enfermó gravemente y en tal estado fue trasladada al Beaterio de Santa María Egipciaca y de allí a la cárcel.

El fiscal Aguilar pidió para ella la última pena basándose en "la conducta criminal de Mariana con su exaltada adhesión al sistema constitucional y revolucionario y asimismo, por el hecho de haber emprendido la fuga de la prisión que le fue constituida en su casa y porque intentó seducir o cohechar al dependiente que la custodiaba y que le dio alcance en su fuga".

Mariana Pineda, a los veintisiete años de edad, subió al cadalso el 26 de mayo de 1831 y fue ejecutada a garrote vil en el granadino Campo del Triunfo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine