Una obra ambiciosa que es bien de interés cultural

El Canal de Castilla es un proyecto ejecutado en el período de la Ilustración, que hoy se usa como ruta turística

11.04.2016 | 00:21
Una obra ambiciosa que es bien de interés cultural

Una excursión a Medina de Rioseco, dentro del programa del curso "Arte y Artistas entre las Edades Media y Moderna en Toro y su entorno" organizado por el Centro Asociado de la UNED de Zamora, nos ha servido para realizar visitas culturales al museo de San Francisco, el templo de Santa María de Mediavilla, el de Santiago y el conjunto urbano de la ciudad guiados por José Luis Hernando Garrido, doctor en Historia del Arte y profesor tutor de la UNED de Zamora, quien explicó detalladamente las características, autores, historias, biografías y demás particularidades de lo que íbamos viendo.

Además de los templos, museos y detalles arquitectónicos, nos acercamos al emblemático Canal de Castilla, del que también fuimos informados sobre su historia.

El Canal de Castilla es una de las obras más significativas del período de la Ilustración española. Se diseñó y realizó para permitir la navegación y con ella facilitar la salida de mercancías de la meseta castellana hacia Santander (una sola barcaza transportaba en grano el equivalente a lo que llevarían treinta carros de bueyes de la época). Su construcción fue muy larga, iniciándose las obras el 16 de julio de 1753 en el Canal de Campos y prolongándose durante un siglo, hasta 1849.

Además del canal en sí se construyeron una serie de infraestructuras en el mismo (esclusas, presas, retenciones y dársenas) o adosadas en él (molinos de harina y papel, martines, fábricas de harina, batanes, centrales eléctricas, almacenes, viviendas de escluseros, etc.) que hoy en día pueden todavía observarse.

Conoció su mayor apogeo entre 1860 y 1880 al traer consigo la navegación el desarrollo de la agricultura y la industria facilitando el transporte de materias primas y productos manufacturados. Con la llegada del ferrocarril el transporte del canal decayó suspendiéndose la navegación por el mismo en 1959, quedándose relegado su servicio y utilización como canal de riego y abastecimiento de agua. El Canal comienza en Alar del Rey y está dividido en tres tramos o ramales. El Ramal Norte de Alar del Rey a Ribas de Campos, el Ramal de Campos que sigue al anterior y termina en Medina de Rioseco, y el Ramal del Sur que culmina en Valladolid. A lo largo de sus 207 kilómetros existen 49 esclusas.

En la actualidad utilizar el Canal como ruta viajera y turística permite disfrutar de este bien de interés cultural que forma parte de la historia de Castilla y León.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine