Sociólogo

Agudeza visual

Aglutinar voluntades políticas resulta muy borroso a mis ojos

06.03.2016 | 00:31
Agudeza visual

He realizado un test de esos que circulan por las redes sociales, concretamente en Facebook, y el resultado me ha dejado boquiabierto: tengo la agudeza visual de un piloto. Aunque no creo en este tipo de experimentos, la verdad es que en esta ocasión me arriesgué a hacerlo porque la presentación del mismo era un desafío personal. Decía: "¡El test visual que solamente los verdaderos pilotos pueden superar!". Pues bien, ni corto ni perezoso, me lancé a la piscina para comprobar si realmente yo tendría alguna de las cualidades de los pilotos, esa profesión de altos vuelos en la que se exigen unos conocimientos y unas habilidades especiales. Y el resultado fue la leche: diez preguntas, diez aciertos. ¡Pleno total! Evidentemente, tras los inesperados y sorprendentes resultados, mi autoestima subió como la espuma y a, renglón seguido, empecé a cavilar si mi agudeza visual no sería una habilidad desconocida hasta ahora que, bien administrada, podría aplicar a otros campos y escenarios de la vida cotidiana.

Por ejemplo, dado que el debate de investidura del líder socialista Pedro Sánchez ha finalizado como todos sabemos, con el único apoyo de su partido, de Ciudadanos y de Coalición Canaria y el no rotundo del resto (PP, Podemos, IU, los nacionalistas, etc.), ¿qué sucederá a partir de ahora? Como se supone que, según el mencionado test de Facebook, mis habilidades visuales son excelentes, la respuesta tendría que ser sencilla, pues debería ver más allá que el común de los mortales y, por consiguiente, ser capaz de anticipar el desenlace de los movimientos, las estrategias y las maniobras orquestales en la oscuridad que ya se están desarrollando entre las formaciones políticas que pueblan el Congreso de los Diputados. En resumen, ¿tendremos elecciones generales el 26 de junio, se forjará una nueva alianza entre X y Z o, como barruntan algunos expertos, solo la formación de un gobierno encabezado por un independiente del agrado de tres fuerzas nos sacará del atolladero político en el que nos encontramos?

Si confían en mi supuesta agudeza visual y esperan encontrar aquí la respuesta a la pregunta del millón (¿qué sucederá a partir de ahora?), la decepción está asegurada. Que la verdad, aunque duela, sea dicha: ¡no tengo ni pijotera idea! Por un lado, mi ojo izquierdo ve un acuerdo, aunque muy borroso, entre PSOE, Podemos e IU, que entra en contradicción con lo que el ojo derecho observa en la lejanía: un pacto muy inestable entre el PP, Ciudadanos y alguna otra formación minoritaria. Pero, como digo, los dos escenarios y algunos más (por ejemplo, la aparición de un independiente que aglutine voluntades hoy dispersas) son tan borrosos que no me extraña nada que, cuando mi cerebro empieza a procesar la información que recibe a través de los ojos, todo empiece a darme vueltas. Por eso, la agudeza visual que dice Facebook que posee este escribiente debe cuestionarse. Para no deprimirme, haré otro test algo más mundano que pueda ayudarme en mi vida personal y profesional. Y con lo que sea, ya les contaré.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine