Declaración de san Valentín

Un grupo de IU abre un debate basado en unas siglas, como hizo el PCE con la propia IU

19.02.2016 | 00:21
Declaración de san Valentín

Con motivo de la "Declaración de Zamora" un amigo me envió un wasap que decía: "Paco. Firmas hoy con los de IU el manifiesto o te vas con el colita (sic)?" (supongo se refería al coleta, y, o su humor o su corrector del móvil puso lo que puso).

Pues bien, dado que no voy a firmar tal declaración y eso podría interpretarse (como hace mi amigo) como que soy "desafecto a la causa", explico mis motivos.

La Declaración de Zamora ha sido una reunión de algunos integrantes de IU que no van contra nadie (dicen), aunque parezca que van contra Garzón.

Este grupo de personas, algunos de ellos dirigentes, han abierto un debate basado en el amor a las siglas (IU) similar al que mantuvo un grupo de comunistas cuando el PCE inventó IU. Entonces, como ellos no querían, decían que el PCE era lo mejor, y por tanto cualquier otra cosa, lo peor. Por ellos no habría nacido IU.

Año 2013. Pablo Iglesias, invitado por Izquierda Anticapitalista, da una charla en Zamora. Vamos cuatro gatos (los rojos de siempre). En la cena posterior cuenta cómo estuvo asesorando en la elecciones gallegas a AGE (Alternativa Gallega de Izquierdas).

Un invento en el que se metió la IU gallega. Allí IU no superaba en ninguna elección el 3 %, y gracias a esa confluencia obtuvo 5 de los 9 diputados regionales de AGE. (En Castilla y León solo hay uno). En esas fechas no existe Podemos.

Año 2013. Día de los Inocentes. Pablo Iglesias es ya un fenómeno mediático y político, por ello la Cofradía Zamorana del Buen Humor lo propone para el premio Inocente. En esas fechas no existe Podemos.

Año 2014. Comienza el año de las elecciones europeas. Entonces Pablo Iglesias propone a IU hacer una candidatura confeccionada mediante primarias abiertas. En esas fechas no existe Podemos.

Año 2014. Tras esa propuesta de Pablo Iglesias, la Dirección Española de IU (no se quienes) dicen que "no", y ni siquiera consultan a la base o militancia (por otra parte tan alabada en la Declaración de Zamora). Se nos debía haber preguntado en referéndum o convocando asambleas monográficas para opinar sobre el tema. Pero los jefes usaron su derecho a equivocarse, y lo ejercieron. En esas fechas no existe Podemos. A esto las europeas se acercan y las encuestas hablan de incrementos de IU hacia el 20 % de votos.

Pero ahora, tras ocurrir lo ya narrado, nace Podemos, y de ahí todos nuestros males. Luego los "creadores" de Podemos fueron, aunque sin querer, los que despreciaron la propuesta de Iglesias (y encima sin consultar a la militancia).

Ahora estos compas que se equivocaron gravemente, en vez de retirarse con discreción (vivan las bases) dicen que el equivocado es Alberto Garzón (lo que llaman nueva dirección) y lo acusan del caos en las Elecciones Generales.

Surge pues como debate político en IU, si es mejor ir solos o acompañados.

Y aquí los compas de la Declaración de Zamora vuelven a equivocarse en sus análisis (como se equivocaron contra Pablo Iglesias).

Se equivocan porque, primero, cargarse a Garzón como líder es no saber por dónde va esa clase obrera a la que queremos salvar.

Se equivocan porque, segundo, los resultados de las elecciones generales hablan de que para IU son mejores las convergencias, las confluencias y las uniones, que el ir solos.

Veamos. IU con sus siglas bien visibles (más las de Unidad Popular) se presentó en 15 autonomías, obteniendo 923.000 votos (el 3,67% de los votos válidos). Esos votos, dado que la democracia española está trucada para que no se sepa lo que quiere el pueblo soberano, se tradujeron en solo dos congresistas (por Madrid, que es por donde se presentaba Garzón).

Sin embargo, en Galicia y Cataluña, IU fue en convergencia o unión con otros, obteniendo 3 congresistas. (Una por Galicia y dos por Cataluña). En las demás autonomías no tiene IU diputados nacionales.

Se acusa a Garzón de que al ir separados ahora no puede haber grupo parlamentario. Lo que no es cierto. Si hubiéramos ido como IU en todas partes, para llegar al 5 % nos hubieran faltado, como ahora, 335.000 votos, que tendrían que haber salido de Galicia y Cataluña. Y eso es imposible porque esos territorios no nos son afines (que si no nuestros compas de allí, no se unen con otros, que tampoco son tontos).

Y el tercer error en los análisis de los de la Declaración de Zamora, es hacer su lanzamiento desde aquí porque tenemos un alcalde de IU, cosa que demostraría sus tesis a favor de la soledad. Y es un error ese razonamiento, porque en Zamora, nos lo dice todo el mundo, la gente votó a Guarido no a IU.

En definitiva, no sé qué pasará en la próxima asamblea de IU, pero si ganan las tesis de los que dicen IU y solo IU, muy bien, pero por favor dos cosas: Una. Que no nos vuelvan a dirigir los dirigentes que se equivocaron cuando la propuesta de Pablo Iglesias, y otra, un programa que salve a la clase obrera ya, como por ejemplo defender la Renta Universal Básica que ya no la defiende nadie.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine