Zamora récord de cuernos

Un zamorano caza un ciervo con una cornamenta que se convierte en medalla de oro nacional

10.02.2016 | 00:16
Zamora récord de cuernos

Hay veces que parece que la vida es una película del genial Berlanga, porque la realidad supera la ficción.

Así hace unos días este diario anunciaba que un cazador de Zamora había conseguido el récord de España en medallas de oro por la cornamenta de un ciervo cazado en campo abierto -no como se las ponían a Fernando VII- en Lanseros.

A partir de este hecho, todo lo transcrito en la noticia parece un rodaje de "La escopeta provincial": "Abatido en los montes de Lanseros; valorado con el máximo histórico por la "magnífica" coronación del ejemplar; el subdirector general de Selvicultura y Montes, José Manuel Jaquotot, destaca la grandeza del trofeo logrado en Zamora; un mundo de cuernas, luchaderas, candiles, rosetas, puntas, color y perlas".

Pero sobre todo la ficción era superada por el recuadro que acompañaba a la noticia, donde se daba cuenta de este trofeo zamorano relegaba a puestos inferiores a "marqueses, condes, toreros, empresarios de postín y hombres de la banca, algunos tan afamados por sus safaris como por sus furtivismos financieros". El colmo de la realidad superando la ficción llega cuando se cita que ha relegado al sexto puesto a la cornamenta del expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, el de las tarjetas black.

"Bienvenido Míster Ave" nos recordó en su primer viaje, realizado sin inauguración oficial porque eran tiempos de campaña electoral pero que nos trajo en tren a ministros y ministrables, la llegada del primer Ave que resultó ser un Alvia, que vino por vía única y que... esperemos que no nos deje como el paso del señor Marshall al pueblo de Villar del Río y a la España del franquismo. No faltó ni el señor alcalde de la villa, eso sí, sin discurso: "Como alcalde vuestro que soy os debo una explicación, y esa explicación que os debo os la voy a pagar".

En la política nacional, lamentablemente también la realidad supera la ficción. "Todos a la cárcel", donde parece que van a recalar gran parte de los dirigentes del PP en Valencia en estos días y otros famosos cargos del mismo partido. Esperamos que no se quede ni en fiesta ni en motín carcelario, sino que se depuren las responsabilidades. Aquí Berlanga se quedó corto.

Donde quizá vuelva a quedarse corto es en la formación del nuevo gobierno. "Novio a la vista", donde la moza casadera que está enamorada de un adolescente estudiante acaba casándose por intereses con el brillante ingeniero. Cosas de la política, donde los papeles se reparten entre los tres líderes en relaciones prematrimoniales o pregubernamentales: Sánchez, Iglesias y Rivera. Moza, ingeniero o estudiante, los papeles parecen bastante claros.

Pero al margen de la ficción, la realidad es que en Zamora tenemos un récord de cornamentas al que no se le ha dado la relevancia merecida. De hecho, no hemos visto a los dirigentes políticos provinciales en los actos de entrega del trofeo, o recibiendo al cazador anónimo para reconocer su mérito, y el indiscutible del venado.

Y es que en Zamora siempre nos pasa igual, que no valoramos suficientemente lo nuestro, lo que nos puede hacer famosos, lo que puede atraer al turismo.

Los espacios naturales donde se crían y viven en libertad los venados de hermosa cornamenta, aunque algunos se dediquen a cazarlos y convertirlos en trofeos. La marca de la ternera de Aliste, Sanabria y Sayago que también recibe premios a su calidad. El lago de origen glaciar más grande de España en Sanabria. La mejor Semana Santa. Y la estación más bonita del mundo, la de tren, del Ave cuando venga y del otro mientras siga pitando algo.

Sirva esto para que nadie se sienta aludido por el título del escrito, que podría dar lugar a la tradicional berrea de la competencia entre machos. Pero es que a veces la realidad supera a la ficción.

Y más si estamos en tiempo de carnaval, donde toda licencia es permitida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine