Yo vos reto... Pedro Sánchez

Como si de un juego de tronos se tratase, en la lucha por el poder todo vale

29.01.2016 | 23:45
Yo vos reto... Pedro Sánchez

Ya cabalga Pablo Iglesias, ya del real había salido Rodeado de principales y nobles de su partido.

Va a retar a socialistas, para que no hagan más el primo.

Fue salir de ver al rey, y rodeado del círculo de amistades de su partido propuestos para futuros ministros, se dirigió desafiante a Pedro Sánchez para proponerle su gobierno. Cuidada la puesta en escena, tras haberla aprendido en las representaciones de la Medievalia zamorana, donde inició su campaña electoral para disputar el trono, o sea, la presidencia del gobierno de España.

Vido estar a Pedro Sánchez en el muro del castillo,

Allí detuvo el caballo, levantose en los estribos.

¡Yo vos reto socialistas, por cobardes fementidos!

Como si de un juego de tronos se tratase, en la lucha por el poder todo vale. Mientras Pedro Sánchez esperaba a hablar con el novato rey de España como mandan los cánones de la buena Constitución y educación, en la puerta del castillo, o sea, del Palacio de la Zarzuela, la impaciencia y osadía le hizo perder los estribos para retar a los socialistas, que esperaban pacientemente a que fuera el propio rey quien hiciera la propuesta. Y que esperaban también a que Rajoy batallara en buena lid por el trono y con ello perder el honor de ser investido presidente.

Reto a los del aparato, y a los del bipartido,

Los de la vieja política y a quienes son bienvenidos.

Reto la tierra que moran, reto yerbas, panes, vinos,

Desde las hojas del monte, hasta las piedras del río.

De nuevo se impuso en el discurso y en el reto el tradicional romancero zamorano, la tierra del pan y del vino: Villaralbo donde inició su campaña y el Duero de la ciudad y de la provincia de Zamora. Todo un alegato contra la tradición y las viejas formas de la política.

Pues fuisteis en la traición de alevosos bipartidos.

Y sin embargo, pese al reto que rompe las formas de la cortesía política con el rey y la Constitución, no propuso batalla sino acuerdo, no propuso programa sino puestos: Vicepresidencia para mí y ministerios para los míos.

Pura y descarnada lucha por el trono, como fue una vez en Zamora según el romancero, donde mataron al rey Sancho. Pero sin tener en cuenta que más de mil años después, los que perdieron y fueron considerados traidores han pasado a ser los héroes.

No sabemos en este momento cómo van a responder los "traidores fementidos" socialistas, ni su líder Pedro Sánchez. Si lo hará como "viejo comedido", diciéndole que "habla como valiente, pero no como entendido". Y si, retirado el reto, "habré de lidiar contigo".

Porque tal y como están discurriendo las luchas por el poder en España:

"Mas bien sabes que en España antigua costumbre ha sido

Que hombre que reta a consejo haya de lidiar con cinco,

Y si uno de ellos le vence, el consejo queda quito".

Y por ello, mientras el retado PSOE se mantiene en silencio estudiando lo sucedido a los hijos de Arias Gonzalo, el retador Pablo Iglesias se enfrenta a la reacción de todos los partidos que, como dijo el ilustre zamorano, han entrado en la lidia por alcanzar el cielo, por asalto, o en justas y torneos medievales.

Y si aprendemos de la historia, ya sabéis que al final todo queda sin resolver por más que se batan los contendientes en el Campo de la Verdad de unas nuevas elecciones generales, en las que lo más probable es que el caballo del pueblo salga desbocado huyendo de la contienda política.

Es la historia, que se repite como farsa después de haberse vivido como tragedia. ¡Y menos mal que nos toca la farsa!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine