Redistribución justa del miedo

El temor que se agarra a las tripas está en todos

29.01.2016 | 23:46
Redistribución justa del miedo

Cuánto miedo hay? No miedo suelto, porque el miedo se agarra como un garfio a las tripas o al corazón. El miedo siempre está atado, como esos perros que se pasan la vida junto a la caseta, recorriendo compulsivamente, de un lado a otro, el metro o metro y medio que da de sí la cadena. Me dijo un veterinario que cuando sueltas a uno de estos animales cautivos, siguen moviéndose igual que si estuvieran amarrados, ahora por una correa invisible. El miedo, decíamos, se somatiza mucho en el aparato digestivo y en el cardiorrespiratorio, de ahí el colon irritable, la hiperventilación y el asma. El miedo se aprecia en los ojos de la gente que recorre las aceras o llena los vagones de metro. Para detectarlo, tú mismo debes padecerlo. A veces, el miedo de tus ojos y el del individuo que va en el asiento de enfrente se encuentran y se produce un rayo mudo, un rayo apagado, cuyo trueno solo se escucha en las oquedades del cuerpo.

Hay mucho miedo atado. Si se pudiera recoger, persona a persona, el miedo de todos los que lo padecen, no habría depósito para guardarlo ni vertedero para desprenderse de él. Si se embotellara y se repartiera entre la población de forma equitativa, en todas las casas habría una bodega de miedo suficiente para dos inviernos de pánico. Y si se pudiera donar, como la sangre, habría colas en los autobuses dedicados a su recolección y en los centros hospitalarios. ¿Pero quién quiere una transfusión de miedo? El miedo está pensado para concentrarse en determinados grupos o clases sociales. El miedo de que el hijo acabe los estudios y no encuentre trabajo. El miedo al ERE (siempre hay alguno en marcha). El miedo a no llegar a fin de mes, al crédito del coche, a la hipoteca de la casa. El miedo a la Bolsa, que se come el plan de pensiones, el miedo a descender de escalón, de categoría, a que el abuelo se muera y nos quedemos sin su pensión. El miedo al desbarajuste, a que haya unas nuevas elecciones, el miedo a Bruselas, a la subida del bonobús, a que se estropee la nevera, a que bajen las temperaturas. El miedo de los niños cuando ven el miedo en el rostro de sus padres. Sean quienes sean los que por fin gobiernen, deberían prometer una redistribución justa del miedo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Edición Local

El Virgen de la Vega contra el Yihadismo, las guerras y la intolerancia

El centro concertado celebrá el Día de la No Violencia y de la Paz con diversos actos

Desaparece el frontón del Tránsito para construir la pista

Desaparece el frontón del Tránsito para construir la pista

Operarios municipales inician los trabajos en Los Bloques y detienen los vertidos al río Duero

Los propietarios del Mercantil, a juicio por presunto alzamiento de bienes el 15 de mayo

Los propietarios del Mercantil, a juicio por presunto alzamiento de bienes el 15 de mayo

El juez decreta la vista oral tras seis años de instrucción

Un "cambio de criterio del TSJ" libra al exalcalde Mañanes de demoler su chalé

Un "cambio de criterio del TSJ" libra al exalcalde Mañanes de demoler su chalé

El juez anula el expediente de restauración de la legalidad incoado y otros acuerdos del...

La actuación en el puente de Castro se amplía con el refuerzo de tres pilastras

La actuación en el puente de Castro se amplía con el refuerzo de tres pilastras

Los nuevos trabajos incrementan el presupuesto original en 200.000 euros

El Ayuntamiento sobre el chalé de Mañanes: "sigue siendo ilegal e ilegalizable"

El Ayuntamiento sobre el chalé de Mañanes: "sigue siendo ilegal e ilegalizable"

La institución municipal acata "pero no comparte" el fallo judicial, considera "desaconsejable"...

El juez investiga la muerte de la niña que cayó de un cuarto piso

El juez investiga la muerte de la niña que cayó de un cuarto piso

La persiana y ventana desde la que se precipitó permanecían cerradas a la llegada de la Policía La...

Enlaces recomendados: Premios Cine