La columna del lector

Homenaje a María Hernández Hernández

23.01.2016 | 00:14

Querida Mari: Hoy hace un año que el destino quiso privarnos de tu presencia entre nosotros, pero lo que nadie nos puede quitar son los recuerdos, vivencias, enseñanzas y todo lo que hemos aprendido de ti, que fue muchísimo. Sería tan largo de enumerar el legado que nos has dejado que no habría espacio suficiente en todo el Universo.

Siempre fuiste una persona buena, íntegra, cariñosa, amable, inteligente, amiga de todos. Tenías una magia especial, siempre tenías palabras de consuelo para todo el que las necesitaba. Te acercabas a todas las gentes sin importar su condición social. Para ti todos eran iguales. Toda tu vida la dedicaste a la enseñanza, te encantaba, eras feliz con los niños. Tus comienzos fueron por tierras alistanas, casi toda tu vida laboral se desarrolló en Fonfría. Te quería toda la comarca. Hablar de "doña Mari", como así te llamaban, solo era para alabarte y elogiarte.

Fuiste muy feliz, viviste una vida plena junto a tu marido, tu hija y toda la familia.

Cuánto echo de menos hablar contigo, la paz que transmitías. Siempre tenías la palabra adecuada en el momento preciso, aquellos paseos por Valorio, el bosque que tanto te gustaba, el río y demás parajes.

Me contabas vivencias, anécdotas y curiosidades de Bermillo y Fonfría que te contaba tu marido (mi tío José).

Ejerciste de tía-abuela con mis hijos. Ellos te adoraban, les transmitiste muy buenas enseñanzas. Sé que desde donde estés, nos estás ayudando y guiando en nuestros caminos.

Gracias por todo lo que nos has dado. Siempre estarás presente en nuestro recuerdo. Te queremos.

Laura Ríos Pichel (Zamora)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine