Día tras día

La mayoría no quiere repetir elecciones

Rajoy hizo el paseíllo por Zamora, como de precampaña electoral

18.01.2016 | 09:09
Juan Jesús Rodero

En un viaje de partido, como presidente del PP, aunque no pueda desprenderse por ahora de su condición de presidente del Gobierno en funciones, llegó a Zamora el sábado Mariano Rajoy, en una visita imprevista, sin otro objetivo al parecer que reunirse con la cúpula de su partido en la provincia, aunque aprovechase la circunstancia para ir a por el atún, además de ver al duque. Así que hizo el paseíllo, como de precampaña electoral, por el corazón de la ciudad, su Plaza Mayor y alrededores, y se hizo fotos con simpatizantes, por si acaso hay que repetir las elecciones del 20D.

Vino en uno de esos trenes de alta velocidad que prestan servicio en líneas menores y de los que ya las autoridades locales del PP no se atreven a asegurar eso de que supondrán el despegue, el desarrollo, el milagro económico para Zamora. Cada día van y vienen a Madrid o de Madrid algunas decenas de personas que en ocasiones no ocultan sus quejas por las carencias y deficiencias que aun se dejan notar, pero de no ser porque es una estación de paso entre Galicia y la capital de España no duraría mucho esta línea. Rajoy anunció que para el mes de febrero funcionarán más trenes y habrá más y nuevos horarios. Bien está, aunque habrá que esperar a saber quien gobierna en el país para ver lo que en verdad ocurre.

A este respecto, hizo Rajoy unas declaraciones a las mismas puertas de la estación, limitándose a repetir lo de siempre, entre otras razones porque no tiene tampoco mucho más que decir según se están poniendo las cosas. Sería el frío, pero los rostros que aparecen en fotos y vídeos no muestran muchos ánimos precisamente y todos parecen seguir con las mismas caras de circunstancias que se les quedaron en mayo y reiteraron en diciembre. El presidente afirmó que el único gobierno sensato es el del PP y expresó su esperanza de conseguir una coalición formada por su partido, el PSOE, y Ciudadanos, pues gobernar como pretenden los socialistas con el apoyo de partidos independentistas, a los que incluso han prestado senadores, sería un fraude a los electores. Entiende Rajoy que el mandato de los votos ha sido muy claro y que hay que hablar y entenderse.

Algo que se ve ratificado en la encuesta poselectoral aparecida este fin de semana en la que un 61 por ciento de los consultados aboga por un pacto entre partidos que evite repetir las elecciones, que además volverían a ofrecer unos resultados casi idénticos, con la única posible variación de que Podemos, que anhela repetir, adelantase al PSOE. Pero con la singularidad de que la mayoría de los que se pronuncian a favor de alianzas y acuerdos son los votantes del PP, que además casi en un 50 por ciento rehúsan a Rajoy y prefieren otro candidato si hay que volver a las urnas. En cuanto a lo del fraude a los electores que esgrime Rajoy, es curiosamente lo mismo que se argumenta desde un PSOE que sigue rechazando la gran coalición por la que imploran el PP y Ciudadanos pues entienden que ello sería un fraude a las expectativas de cambio de la sociedad. Luego, Rajoy comió y se reunió con los suyos, fuese y no hubo nada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine