Zamoreando

No hay nada que estudiar

Los imposibles que Podemos pide al PSOE comandado por Sánchez

12.01.2016 | 11:38
No hay nada que estudiar

Entre los muchos imposibles que Podemos pide al PSOE de Sánchez, porque cada día es más obvio que hay dos PSOEs, es que facilite los cuatro grupos de Podemos en el Parlamento. El PSOE de Sánchez dice estar estudiando esa posibilidad, cuando en realidad no hay nada que estudiar porque semejante posibilidad contraviene el Reglamento de la Cámara. Y ¿qué dice el Reglamento? Pues, simple y llanamente, impide que diputados del mismo partido integren grupos distintos, entiendo que con un criterio razonable y justo. A cambio, lógicamente, los de Iglesias apoyarían una presidencia socialista de la Cámara.

No sabe todavía Sánchez, en su afán por llegar a La Moncloa como sea, la que puede armar como ceda a todas las pretensiones de Iglesias, que para unas cosas apela a la legalidad de normas y reglamentos y para otras que le convienen no le importa saltárselas a la torera. De salirse con la suya, con Sánchez todo es posible, las arcas de Podemos serían las grandes beneficiadas, entre otros muchos beneficios y canonjías de todo tipo. A ver, de facilitarse los cuatro grupos, las cuatro marcas de Podemos obtendrían la friolera de 2,7 millones en subvenciones. Y eso es lo que persiguen, "cash", para seguir escalando.

Y como todo está estudiado, este escollo lo salvarían diciendo que se trata de candidaturas de confluencia que no concurrieron a las elecciones bajo las siglas de Podemos. Afortunadamente, la segunda parte del artículo dice: "Tampoco podrán formar grupo parlamentario separado los diputados que, al tiempo de las elecciones, pertenecieran a formaciones políticas que no se hayan enfrentado ante el electorado". A ver cómo salvan este segundo escollo. Claro que esta gente es capaz de dar un golpe, ¡por Dios, no de Estado!

Y esto lo pretenden hacer los honestos, los transparentes, los responsables, los del cambio, los de la exigencia democrática, los del bla, bla, bla. Porque detrás, no hay nada más que eso, farfolla dialéctica. Lo increíble es que el PSOE parece transigir y admitir la cuadruplicidad de las marcas. Si eso lo hicieran los del PP y los de Ciudadanos los crucificaban con escarnios de todo tipo incluidos. Es que eso es así. ¡Y no hay más cáscaras! La deriva de Sánchez le lleva a querer implantar el modelo portugués, que nada tiene que ver con el español. Y este y no otro es el camino que parece haber elegido. Que sí, estoy completamente de acuerdo en que los tiempos han cambiado. Pero habíamos quedado entre todos que han cambiado para bien. Y ciertas propuestas huelen a chamusquina, a obsoletas y apestosas costumbres que, por lo que se ve, no han sido erradicadas y que los que vienen blasonando de lo que blasonan no es que sean iguales a todos aquellos que critican, es que son peores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine