Zamoreando

La suerte diaria

Hay muchos zamoranos que brillan con luz propia sin necesidad de apelar a la fortuna

04.01.2016 | 10:45
La suerte diaria

Está visto que la suerte extraordinaria no quiere nada con los zamoranos, por lo menos en lo colectivo. Seguimos siendo junto con Ávila y alguna que otra provincia más, de las pocas que, en tantos años de historia, el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad sigue dándonos la espalda. De ahí que haya que centrarse en la suerte ordinaria y diaria. La suerte del trabajo continuado, Carlos Viñuela y Conchi Prieto son un buen ejemplo, también de conciliación familiar, de trabajos distintos y distantes que realizan con una profesionalidad envidiable y con algo que yo valoro mucho, muchísimo, con amabilidad, con cercanía. Carlos, en Correos, es todo atenciones y eso se agradece cuando hay tanta gente que no sabe qué es la amabilidad. Ni que decir tiene la bondad innata de Conchi.

Y luego está la suerte que cada quien se labra con su buen hacer. Ahí está el magnífico decorador Joaquín Ramos Castaño que ha sido invitado expresamente junto a Sabina, su esposa, a la Feria de Decoración de Frankfurt, donde sus trabajos no han pasado desapercibidos y donde quieren que imparta su particular cátedra. La colocación de unos cortinajes y la decoración de un dormitorio le han valido la atención del sector de la decoración alemana que lo distingue ahora con su atención preferente, con su gratitud por lo que aporta en cada una de sus creaciones y con esta invitación que lo llena de felicidad. Joaquín, en una especie de más difícil todavía, es profeta en su tierra y por lo que se ve, también allende los Pirineos, en Alemania, el país al que nadie parece hacer sombra en nada y, sin embargo, ya ve.

Otro triunfador nato es el maestro David Rivas, invitado excepcional de tantos certámenes musicales y tantos conciertos y cuyas partituras se disputan en toda España. Un villancico recién estrenado por Navidad, en la línea de los más hermosos que se han escrito a lo largo de la historia de estas composiciones o su participación en "Navidad en el desván", poniendo música a los textos del siempre genial Daniel Pérez. David nunca se echa atrás. Nada se le resiste y él tampoco se resiste a las peticiones de sus amigos. En este año recién estrenado el maestro Rivas va a ser noticia casi continuada, por muchas razones, alguna de carácter internacional que hay que preservar hasta más adelante. Alguna de sus piezas va a sonar diferente el próximo febrero, será en el transcurso de uno de los foros del periódico, en el Club de La Opinión.

O nuestro barítono más internacional, Luis Santana, triunfando junto a Paloma Gómez Borrero en el V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa y en tantos conciertos que lo llevan a recorrer el mundo, de Milán a Viena, de Moscú a París. Y Conchi Moyano, una voz extraordinaria que está creando escuela a fuerza de traspasar sus conocimientos a alumnas aventajadas. O los componentes de Voces de Bolero cuya fama empieza a trascender las lindes provinciales. Eso solo en lo musical. Hay otros ámbitos donde nombres zamoranos brillan con luz propia, en lo diario, en lo ordinario, es decir, en lo de todos los días, en lo que pretenden sencillo y sin embargo es grande a los ojos de cualquiera con un mínimo de sensibilidad. Son personas que se labran su suerte diaria a fuerza de tesón y de esfuerzo. Ese es el camino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine