La columna del lector

La vida real llega al Congreso

25.12.2015 | 23:52

En los últimos días de septiembre de 2012 más de veinte mil ciudadanos nos reunimos en torno al Congreso de los Diputados para, de una manera simbólica, mostrarle al sistema del bipartidismo que hoy agoniza que las cosas debían hacerse de otra manera. Desde dentro nos despreciaron y respondieron enviando más de un millar de agentes del orden. En estas últimas elecciones diez millones de los nuestros (una mayoría silenciosa) rodeamos el Congreso de manera democrática, abrimos las puertas e introdujimos a más de cien que sí nos representan.

Ya nada será lo mismo ahí dentro: es muy diferente beberte los "gin-tonics subvencionados" en la cafetería del Congreso mientras Pablo Echenique te hace descubrir que fuera hay niños que solo comen dos veces al día y que uno de cada tres vive bajo el umbral de la pobreza. La vicepresidenta del Congreso puede ir olvidándose de "jugar a los marcianitos" mientras preside un órgano tan importante para nuestro país: ahora las sesiones serán más interesantes con las aportaciones de Rivera e Iglesias entre otros. Prohibido dormirse ahí dentro o se perderán el primer cara a cara, sin "plasmas" de por medio, entre Pablo Iglesias y Mariano Rajoy. Toni Cantó os va a argumentar porque no es ético cobrar mil ochocientos euros al mes en dietas de alojamiento cuando aquí fuera el salario mínimo es bastante menos de la mitad. Errejón os hará ver que quizás deberíais de empezar a crear leyes para evitar que los de este lado al perder nuestra vivienda sigamos pagando la hipoteca. Albert Rivera os dirá por qué no deben hacer novillos cuando se votan temas trascendentes para el desarrollo del país; así mismo os vamos a explicar las consecuencias que a los de fuera nos supone faltar al trabajo sin excusa. Carolina Bescansa entra dispuesta a comunicaros que en el exterior estamos algo molestos cuando nos enteramos que vosotros cobráis el cien por cien de la jubilación después de 7 años ahí dentro, y aquí fuera después de quince años trabajados solo nos alcanza el cincuenta por cien. La coalición formada por Podemos y los subgrupos que la componen os mostrará que a la hora de votar se puede tener criterio individual y no elegir lo que el jefe les manda. Alberto Garzón ahora contará con nuestro apoyo el día que os dé clases de "elegancia política y por qué no mofarse de las desgracias ajenas al grito de: -¡Que se jodan!". Todos los que hemos llevado al Congreso y que "sí nos representan " están dispuestos a enseñaros muchísimas más cosas de lo que ocurre en el exterior, como que en nuestros empleos no existen las "puertas giratorias", ni dinero que enviar a Suiza, ni nos hacen contratos temporales de 4 años nada más comenzar, ni nos regalan la cuota de Internet de nuestro domicilio, ni siquiera tenemos la opción de subirnos el sueldo nosotros mismos?

Cuando Celia Villalobos le hizo comprender a Pablo Iglesias que la "vida real" comenzaría el día que entrara ahí dentro se equivocaba. Señora vicepresidenta del Congreso, la vida real dentro del Congreso está a punto de empezar, y sois los políticos de siempre los que vais a sentirla por primera vez: llegan los recortes al Congreso.

Jorge Castaño Castillo (Zamora)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine