Cardenal Mella

El eclesiástico zamorano fue obispo y una de las personas más influyentes en la Iglesia del siglo XV

21.12.2015 | 02:12
Cardenal Mella

Juan de Mella fue un eclesiástico español, nacido en Zamora en el año 1397. Estudió en la Universidad de Salamanca, doctorándose en Cánones. Fue también catedrático de Derecho en Salamanca, auditor de la Rota y arcediano de Madrid en la Diócesis de Toledo.

En 1440 fue nombrado obispo de Zamora, aunque no residió en nuestra sede episcopal sino que residía en Roma. En 1456 el papa Calixto III lo nombré cardenal de Santa Priscila, con cuya dignidad participó en el cónclave de 1458 en el que fue elegido Pío II. También participó diez años después, en 1468, en el Cónclave en el que salió elegido papa Paulo II.

En marzo de 1465, residiendo todavía en Roma, fue trasladado a Jaén, pero a finales de ese mismo año quedó vacante el obispado de Sigüenza por muerte de Fernando Luján, y aunque el rey Enrique IV de Castilla intervino ante el papa para que le diese la sede al obispo de Calahorra Pedro González de Mendoza, Paulo II se la concedió a Juan de Mella. Pero ya se había anticipado el cabildo saguntino y había elegido al deán Diego López de Madrid que, desobedeciendo al papa, se negó a ceder la sede, manteniéndola hasta que en 1467 fue desalojado por la fuerza.

Para entonces Juan de Mella ya había muerto en Roma (13 de octubre de 1467). Fue sepultado en la iglesia de Santiago de los Españoles.

En Zamora, el cardenal Mella tiene dedicada una calle desde hace casi cien años, pues recuerdo que mi difunto hermano Blas nació en 1922 en esa calle que se encuentra entre las avenidas de Víctor Gallego y Tres Cruces, muy próxima a la iglesia de Lourdes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine