Día tras día

Tirón turístico

Zamora inicia un año clave para dar a conocer su gran patrimonio

29.11.2015 | 00:18
Tirón turístico

Un año más ha acudido Zamora, como el resto de provincias de la región, a la llamada de Intur, la feria de turismo interior de Valladolid, tratando de vender lo que hay, que en verdad que no es poco, sino todo lo contrario: mucho y variado, para todos los gustos. Sobre esta clase de eventos y sus resultados prácticos existe de siempre polémica pues parece que el protagonismo del sector quede relegado ante la ostentación política y el clientelismo que acompaña a las habituales citas.

Pero hay que estar, por la sencilla razón de que están todos los demás, la competencia. Como además todos estos saraos se pagan con dinero público pues nadie falta, ya que todos quieren salir en las fotos. Luego, al regreso, los políticos sueltan lo de siempre: que se han hecho conocimientos, contactos, visitantes potenciales, y demás tópicos que a la postre quedan en nada y ahí están los datos más recientes para comprobar la situación turística que no es nada boyante ni en la región ni en Zamora.

El año que viene, sin embargo, será muy distinto y muy favorable, marcará un hito para la provincia, no porque pase por aquí el AVE, el Alvia en realidad, como vocea el PP, sino por Las Edades del Hombre, la magna exposición de arte religioso que con su bien ganado prestigio llevará a la ciudad de Toro a miles de visitantes que como en gran mayoría viajarán en coche particular o en autobús colectivo es de prever que se acercan luego a la capital zamorana, que tanto tiene que ver.

En eso, en la muestra de Las Edades en Toro, ha basado lógicamente el Patronato de Turismo la baza principal para promover la visita a Zamora. La Diputación ha respaldado con 250.000 euros la celebración de la exposición y se han aumentado las partidas para un año, 2016, que va a ser muy especial en este sentido y que puede suponer un espaldarazo para un sector, el de la hostelería, cuyo dinamismo es proverbial. Su presidente, Óscar Somoza, ha incidido en eso: en hacer que el año próximo sirva de tirón turístico definitivo, pidiendo el apoyo de las instituciones.

Junto al acontecimiento toresano, Zamora vuelca su propaganda en la línea de alta velocidad férrea, muy valorada en el stand presentado, pero algo con lo que también cuentan ya otras provincias de la comunidad, empezando por Valladolid. Se inicia una campaña cogida con alfileres porque Zamora no quedará a una hora de Madrid sino a hora y media, pero puede valer, que para eso está la letra pequeña. Y habrá que tener cuidado con los horarios del Alvia, que pueden hacer bajar las pernoctaciones hoteleras.

Hay más que ofrecer, claro, desde el arte a la gastronomía pasando por la Reserva de la Biosfera, aunque este sea más un recurso para un turismo específico, menos convencional y numeroso. En cuanto a la gastronomía, mejora a algunas de las más afamadas de la región y en general su nivel es alto y muy satisfactorio, así como la relación calidad-precio. El casco antiguo, la Catedral, el castillo, los templos románicos significan un paseo de siglos por la historia. Zamora gusta. 2016 será su año turístico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine