Los 200 años de la Carta de Jamaica. Venezuela de ayer y de hoy

La política venezolana actual ha retomado los ideales y las palabras de Bolívar sin considerar el contexto histórico

25.10.2015 | 00:46
Los 200 años de la Carta de Jamaica. Venezuela de ayer y de hoy

El pasado 6 de septiembre se celebraron los 200 años de la Carta de Jamaica, un extenso documento escrito por Simón Bolívar en Kingston, capital de la entonces colonia británica de Jamaica. En este documento Bolívar plasmó con claridad su sueño por una América unida y enfatizó los objetivos de la campaña libertadora que se adelantaba por aquel entonces, recordemos que en 1815 la independencia aún estaba lejos, (la campaña libertadora se extendió entre 1810 a 1819), esos objetivos era: la independencia americana del vasallaje español, declarar los derechos del hombre, establecer un Gobierno democrático y federal, lograr el equilibrio de los poderes, promulgar leyes a favor de la libertad, organizar congresos y constituciones; se exponían además las razones que provocaron el fracaso en el intento de organizar una república, en el contexto de la independencia de Venezuela.

La política venezolana actual, conocida como la Revolución bolivariana, liderada por anterior presidente Hugo Chávez, ha retomado las actitudes, los ideales y las palabras de Simón Bolívar, sin considerar demasiado el contexto histórico. Hace 200 años Venezuela estaba inmersa en una guerra de independencia para liberarse del colonialismo español, debía organizarse como república y se enfrentaba a circunstancias y enemigos muy diferentes a los actuales, como son: la corrupción, el crecimiento económico negativo, el desabastecimiento, la pobreza derivada de los bajos precios internacionales del petróleo, los problemas relacionados con el contrabando y el narcotráfico, el endeudamiento externo, dificultades diplomáticas de todo tipo, entre otros.

El historiador y presidente de la Escuela Venezolana de Planificación, Pedro Calzadilla, refiriéndose a La Carta de Jamaica declaró: "No es un documento muerto, ni separado de nuestra realidad. Por el contrario, está llena de respuestas para las vicisitudes y para los desafíos del presente". Calzadilla había declarado en un foro reciente en Caracas, el 17 de abril de 2015, en la conmemoración del surgimiento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur): es la concreción del ideal unionista que perfiló el Libertador Simón Bolívar y que rescató el Comandante Hugo Chávez.

El profesor de Historia de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela (UMBV), coronel Frank Zurita, destacó la importancia de continuar la lucha por la independencia en América Latina y el Caribe, un sueño de Bolívar descrito en la Carta de Jamaica y enfatizó: "De nada nos sirve tener la independencia sin la unidad" refiriéndose a los tópicos de la Carta de Jamaica: Unidad, Independencia, Integración y Anticolonialismo. Por su lado el presidente venezolana Nicolás Maduro, en la celebración de este aniversario, hizo eco al espíritu de esta carta y convocó a los pueblos de los países latinoamericanos y caribeños a avanzar en la consolidación y materialización del sueño de integración y de unidad del Libertador Simón Bolívar.

Vale la pena leer con detenimiento la carta de Jamaica y, sin perder el contexto histórico, sacar todas sus valiosas enseñanzas, como diría Bolívar: "? Sin duda, por efecto del instinto que tienen todos los hombres de aspirar a su mejor felicidad posible; la que se alcanza infaliblemente en las sociedades civiles, cuando ellas están fundadas sobre las bases de la justicia, de la libertad y de la igualdad. Pero ¿seremos nosotros capaces de mantener en su verdadero equilibrio la difícil carga de una República?".

Venezuela tiene mucho que construir internamente, sus críticas circunstancias actuales, su economía muy precaria y para colmo de males sus relaciones con los otros países latinoamericanos no pasan por un buen momento. Si quiere seguir las ideas de Bolívar y pretender liderar una coalición de países, debe configurarse primero como república democrática, llegar a ser un paradigma de buen Gobierno y un modelo ético a seguir, debe llevarse bien con sus vecinos y convertirse en un motor económico de la región, como vemos, tiene una ardua tarea por delante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine