Línea roja ante la corrupción

Mientras el PP no dé un paso decidido en asumir responsabilidades, nos tendrá enfrente

14.10.2015 | 00:26
Línea roja ante la corrupción

Hace unos días el presidente del Gobierno nos llamaba "amateurs" a todos aquellos que integramos nuevas listas de partidos con nuevas y refrescantes ideas que vienen a plantear una regeneración democrática que tanto necesitan partidos como el PP donde el gusano de la corrupción parece haberse instaurado. Para Rajoy no es el momento de que afronten responsabilidades de gobiernos candidatos sin experiencia política, una afirmación a la que la ciudadanía parece le está dando la espalda. Solo hay que comprobar los magníficos resultados conseguidos en las pasadas elecciones catalanas con listas que integraban también a muchos ciudadanos sin experiencia política y, sobre todo, sin tacha alguna. El PP y el PSOE no pueden decir lo mismo.

Sabemos que asusta encontrarse ante partidos como Ciudadanos donde no se admite la corrupción, donde la línea roja trazada en este sentido es clara e infranqueable y donde no se mira para otro lado cuando saltan a la luz pública casos tan graves como el conocido recientemente con la imputación del diputado provincial del PP en Zamora, Ángel Prada Barrios, por un presunto delito de prevaricación. Aunque la justicia tendrá que dirimir las responsabilidades penales oportunas, está claro que el partido afectado debe mojarse y no mirar para otro lado como una vez más ha hecho, en un gesto de cobardía absoluta. Afirmaba públicamente la presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín Pozo, que no le gustaba pronunciarse sobre procedimientos judiciales. Pues bien, señora presidenta, en la política no se viene a estar a gusto en el sillón o a hacer lo que a uno le place, en política también hay que alzar la voz y explicar a los ciudadanos que la sombra de la corrupción no es tolerable en las instituciones públicas.

Mientras no se dé un paso decidido en esta dirección, desde formaciones como Ciudadanos nos seguirán encontrando enfrente. Nuestro compromiso es con la gente de la calle que nos está pidiendo regeneración democrática. Algo que Ciudadanos tiene muy claro a través de su carta ética en la que declara sin tapujos ni medias tintas la separación inmediata de cualquier cargo, público o de partido, a imputados por corrupción política hasta la resolución completa del procedimiento judicial y responsabilidad patrimonial subsidiaria de los partidos políticos en casos de corrupción de sus cargos públicos.

Así, nosotros no podemos sino abogar por un cambio sensato que haga confiar de nuevo a la ciudadanía en los políticos. No nos interesan los cargos y los sillones, trabajamos para la gente de la calle, para nuestros vecinos, sin despachos ni coches oficiales. Y mientras llega la hora de que los ciudadanos hablen en las urnas con sus votos, desde Ciudadanos seguiremos construyendo y no destruyendo con propuestas que respeten el dinero público y el sentir de la calle.

Un ejemplo de derroche intolerable y de ineficacia absoluta se encuentra en el Consejo Consultivo de Castilla y León. Donde vienen a finalizar sus carreras políticos del PP y del PSOE a costa del dinero de todos. Ciudadanos no puede quedarse impasible ante semejante despropósito y exige el cierre de este órgano, coladero de cargos del PP y del PSOE, y la reutilización del edificio como sede de un futuro Museo Nacional de Semana Santa. Es hora de gobernar con sensatez, de aprovechar e incentivar la riqueza turística, patrimonial e histórica con la que cuenta nuestra ciudad y provincia, de atender a las necesidades de los ciudadanos y de dejar de aferrarse a sillones.

Sin duda, es hora de cambio sensato y con ideas. Y desde Ciudadanos estamos dispuestos a recoger el guante de millones de personas que ya están confiando en que otra forma de hacer política es posible porque, como no se cansa de repetir Albert Rivera: "imposible es solo una opinión".

(*) Coordinador provincial de Ciudadanos Zamora y candidato al Congreso

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine