Grace Kelly, princesa de Mónaco

Once mil monegascos tenían puestas sus esperanzas en la actriz como salvadora del Principado

09.10.2015 | 09:10
Balbino Lozano

Hace sesenta años, el 7 de octubre de 1955, la prensa de la época comentaba que la actriz Grace Kelly podría salvar Mónaco. ¿Qué problemas tenía el principado de Mónaco para semejantes titulares?

Se decía que once mil monegascos tenían puestas sus esperanzas en Grace Kelly como salvadora del Principado de Mónaco, porque podía dar a Raniero el heredero que tanta falta le hacía.

También se comentaba que Mónaco estaba en peligro de desaparecer del mapa si Raniero no tenía por fin un heredero, ya que los años estaban pasando y la vejez llegaba a este príncipe que guardaba su palacio con arcaicos cañones de la época de los piratas berberiscos.

A partir de entonces, Grace fue la candidata perfecta para acceder al trono del principado. Seis meses más tarde se celebraba la tan deseada boda entre el príncipe Raniero de Mónaco y la actriz Grace Kelly. El día 18 de abril de 1956 se celebraba el matrimonio civil y al día siguiente el enlace religioso. Todo un acontecimiento social que dejó en segundo plano los peligros de la energía nuclear y los proyectos de satélites artificiales.

Toda la trayectoria cinematográfica de Grace Kelly quedó en el pasado y allí quedaron las películas que protagonizó: "Mogambo", "La angustia de vivir", "La ventana indiscreta" y "Atrapa a un ladrón", entre otras.

A partir de su matrimonio con el príncipe Raniero nacieron la princesa Carolina, el príncipe Alberto y la princesa Estefanía.

La vida de Gracia-Patricia de Mónaco se vio truncada por un accidente de circulación ocurrido el 13 de septiembre de 1982, cuando viajaba con su hija Estefanía, de 17 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine