La columna del lector

A la Diputación

14.09.2015 | 00:31

Hemos podido leer en este, nuestro diario, la entrevista que Begoña Galache Fonseca, jefa de Local, hacía a Mayte Martín Pozo, a la sazón, presidenta de la Diputación de Zamora. No olvidemos que la provincia de Zamora es eminentemente agrícola, y no conviene perder el vocabulario rural. ( a la sazón )

Me ha llamado especialmente la atención que cuando la entrevistadora le ha preguntado: Cómo ha sido su aterrizaje en la presidencia, ha contestado que ha sido de emergencia. Créame, señora presidenta, que los aterrizajes de emergencia suelen ser peligrosos y motivados por razones de urgencia o circunstancias climatológicas adversas, y reservados para pilotos muy experimentados y con muchas horas de vuelo en su hoja de servicios; los pilotos amateur o aficionados no me ofrecen confianza, los pilotos han de tener más horas de vuelo que el capitán Castaño, famoso aviador.

Celebro que la política local le sea sumamente cercana, pero presumo que la presidenta no vive en un pueblo, con las limitaciones que el hecho de vivir en un pueblo comporta y ello pese a que, según se recoge en la entrevista, tiene dos obsesiones, cuales son: la creación de empleo y la ayuda social en los pueblos.

Adelante, no perdamos tiempo en este empeño y pongamos todo nuestro esfuerzo. Me ha gustado su frase: "Siento responsabilidad, en absoluto miedo".

Si la creación de empleo es uno de sus grandes objetivos, como firmemente creo que también lo es para todos los zamoranos de bien, cuenta usted con el apoyo de toda la población, porque lo que es bueno para nuestra querida provincia de Zamora, necesariamente ha de ser bueno para todos los zamoranos.

¡Ahora que la llegada del AVE a nuestra provincia va a ser una realidad, en breve tiempo, no desaproveche esta circunstancia para atraer industria, crear empleo y fomentar la exportación de nuestros productos. No en vano, la señora ministra de Fomento, doña Ana Pastor, es zamorana de nacimiento.

Me ha llamado sobremanera la atención la respuesta dada a la pregunta ¿Pero identificar Diputación con carreteras es inevitable? Contesta: "Mi objetivo es que todos los municipios de la provincia tengan atendidas sus necesidades básicas, llámense carreteras, abastecimiento de agua u obra pública".

Teniendo en cuenta su respuesta y su objetivo de que todos los municipios de la provincia tengan atendidas sus necesidades básicas, sugiero a la señora presidenta que solicite a los técnicos de la Diputación y a los ayuntamientos afectados informe del estado del "camino agrícola", al menos así figuraba hace años en el indicador, que partiendo de mi querido pueblo de Valdescorriel, y pasando por los pueblos de Vega de Villalobos, Villalobos y Prado finaliza en la cabeza del partido judicial, esto es, en Villalpando. Espero, como agua de mayo, su contestación. Lo que se promete debe cumplirse. "De cualquier forma que el hombre se obligue queda obligado" (Ley de Partidas).

El mantener en buen estado de conservación este camino agrícola o carretera rural, a mi humilde criterio, es de capital importancia para los habitantes de los pueblos por los que transcurre, pues, amén de acortar considerablemente las distancias entre los pueblos y ser usado por los agricultores con sus máquinas sembradoras, remolques con grano, cosechadoras en verano, en definitiva, con aperos agrícolas, disminuye el riesgo de accidentes al no tener que circular por las carreteras comarcales. Teniendo en cuenta sus manifestaciones, presidenta, de que las calles y carreteras deben estar en buen estado, ruego encarecidamente atienda mi sugerencia y solicite los oportunos informes acerca del estado del camino agrícola en cuestión, pues la última vez que me di un paseo por él su estado era, verdaderamente, lamentable.

Estoy, créame, expectante, a su respuesta y a su reparación pues, como dice nuestro refranero castellano, "Obras son amores, y no buenas razones", que traducido a romance paladino, las buenas palabras o promesas deben ir acompañadas de obras, aplicado al caso presente, a llevar a cabo una buena reparación del mismo, para que cumpla el fin para el que fue trazado y realizado en su día.

No dudaré en darle las gracias públicamente, por este mismo medio, si la reparación se lleva a efecto.

Por lo que atañe a la llegada del AVE a Zamora, esperemos que nos traiga los máximos beneficios a toda la provincia, sin excepción.

Me viene a la mente la pregunta ¿Qué le afectará la llegada del AVE a Benavente?

Espero su contestación.

Haciendo memoria, diré que el exconsejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván, actualmente alcalde de la ciudad de León, creo recodar que fue en el mes de mayo del año 2010, calificó de "clave" la construcción de una "nueva línea" ferroviaria en el "Corredor de la Plata" para el desarrollo productivo de Salamanca, Zamora y León. Han pasado cinco años y todo sigue igual, después del Foro Quevedo, que se celebró en el Hostal San Marcos de León.

Siempre se ha hablado de que el completo desarrollo de Benavente depende de la infraestructura ferroviaria, que por el momento no tiene.

Castilla y León, no lo olvidemos, es una puerta de entrada al Atlántico que permitirá comunicar el Norte de Marruecos con el Centro de Europa, a través del Puerto de Gijón, pasando por Benavente.

Todos, sin excepción, hemos oído buenas palabras sobre el corredor ferroviario Ruta de la Plata pero el día 1 de enero de 1985 quedó cerrada la línea Pazuelo-Astorga al tráfico de viajeros por un Decreto Ley del PSOE, y posteriormente, en año 1989, también suspendido el transporte de mercancías, cerrando la conexión Gijón-Sevilla.

Ahora. Zamora o nunca. Recojo las palabras de la señora presidenta "Lo que hay que tratar es tener una provincia lo suficientemente próspera para que los zamoranos no tengan que salir fuera y para que los que quieran volver a sus pueblos estén lo mejor posible".

Tiempo al tiempo. La esperanza es una virtud teologal y es lo último que se pierde.

Espero que sus objetivos lleguen a buen puerto, aunque el puerto seco de Benavente dudo que, algún día, llegue a convertirse en realidad.

¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son. (Calderón de la Barca).

Pedro Bécares de Lera (Zamora)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine