Portavoz del Partido Popular de Zamora

La receta de la mentira y del desgobierno

Izquierda Unida sigue sin asumir sus responsabilidades en las instituciones zamoranas

09.09.2015 | 08:52
José Luis Prieto Calderón

Apenas han transcurrido dos meses desde el comienzo del nuevo mandato y ya han quedado bien a las claras las intenciones de Izquierda Unida y lo que los zamoranos pueden esperar de ellos durante los próximos cuatro años.

En la Diputación Provincial solo pretenden mentir de manera descarada y a sabiendas, con el ánimo de poner en entredicho una Administración en la que no creen y además, ahondando en sus contradicciones y en su hipocresía, de la que cobran puntualmente.

Y más grave si cabe es el espectáculo al que estamos asistiendo en el Ayuntamiento de la capital, en el que Izquierda Unida, con sus socios del PSOE, han llevado al consistorio al desgobierno y la paralización total hasta el punto de tener que desconvocar la Junta de Gobierno Local por falta de asuntos. La Junta de Gobierno Local es el motor de la acción de gobierno municipal y el termómetro de parte de la actividad económica de la ciudad, que nadie lo olvide.

Lo curioso de ambos casos, es que Izquierda Unida lo ha hecho en el plazo récord de poco más de dos meses.

Laura Rivera alardea de ser la "alcaldesa consorte", por lo que habría que preguntarle el papel que juega en el Ayuntamiento Francisco Guarido, su marido.

Entretanto, ella y sus diputados provinciales solamente conocen la receta de la mentira, no les preocupa para nada la implantación de la receta electrónica en las farmacias del mundo rural.

Han mentido de nuevo y han intentado enredar, sin conseguirlo, en torno a la convocatoria para la concesión de ayudas a las farmacias del mundo rural para la implantación de este servicio.

El propio Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zamora ha sido el encargado de desenmascarar las mentiras de Izquierda Unida. Primero intentan confundir difundiendo una información sesgada e interesada y, a mayores, quieren arrogarse el hecho de que se reconduzca la situación, a pesar de que fueron puntualmente informados de todos los detalles de procedimiento en Comisión Informativa pertinente, celebrada hace poco más de una semana.

Llegan tarde, mal y nunca. Afortunadamente, la acción del Gobierno de la Diputación de Zamora y su agenda no depende de las mentiras de Izquierda Unida y de sus representantes, ni en este caso ni en ningún otro, por fortuna para los zamoranos.

La desconvocatoria de la Junta de Gobierno Local en la capital refleja una clara dejadez de Izquierda Unida y PSOE en la acción municipal. Igual deberían explicar si la falta de asuntos a tratar se debe también a que pensaban tomarse este día como festivo ya que, bendita coincidencia, es el Día de la Virgen de La Concha, patrona de la ciudad y de todos los zamoranos.

De todos, de los que les votaron en las urnas y de quienes no les votaron y se merecen el respeto que no han tenido con ellos, despreciando la representación del Ayuntamiento en las actividades organizadas por la Cofradía de la Virgen de la Concha.

Pasados dos meses, Izquierda Unida debe ponerse de una vez por todas a gobernar para todos los zamoranos, sin excepción, coincidan o no con sus postulados políticos y confesionales. Lo contrario se llama sectarismo puro y duro. Si el Gobierno de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Zamora, con la connivencia del PSOE, es lo que ellos mismos han llegado a llamar "el milagro de España", que venga Dios y lo vea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine