Día tras día

Los refugiados

Cerca de cinco millones de personas han salido de Siria en lo que va de año

03.09.2015 | 09:31
Juan Jesús Rodero

Inmersos en las miserias políticas que vive el país en un año pleno de elecciones que culminarán con las generales de otoño, está pasando un tanto desapercibido, no para los medios sino para la gente de la calle, el tremendo drama que sobre todo en lo que va de verano está teniendo lugar en las fronteras del viejo continente en las que se acumula el masivo éxodo de refugiados que pretenden entrar en Europa huyendo de la situación que sufren en sus países. Solo algunos sucesos terribles, como ese camión abandonado en Hungría con 71 cadáveres de inmigrantes, han representado una llamada a la sensibilidad y la solidaridad, una llamada a la humanidad, en fin.

Se calcula que no menos de cinco millones, familias completas en buena parte de los casos, con niños y ancianos a su cargo, y con medios económicos también en muchos casos, han salido en lo que va de año de Siria, muy especialmente, masacrada la población por el terrorismo islamista, Pakistán, Irak y Afganistán, entre otros puntos de origen. Con un destino común: la Unión Europea, donde tratan de llegar tras largos y fatigosos viajes, cruzando diversos países y engañados en ocasiones por las mafias que intentan aprovechar la impotencia y desesperación de quienes buscan asilo político. Su problema es que esa, la huida, es la única solución en cuanto que carecen de pasaporte y de reconocimiento legal.

A través de Turquía, de Grecia, de la italiana Trieste, de los Balcanes, de Hungría, buscan camino en Alemania, dispuesta a acoger el mayor número posible de personas, Italia, o cualquier otro lugar. En la frontera húngara, convertida en puerta de entrada a la Europa del centro, se dan cita cada día entre 2.000 y 3.000 refugiados, lo que ha forzado al Gobierno de aquel país a construir una gran alambrada que sirva al menos para controlar la masiva llegada, pues entienden que no todos los que se agrupan en su territorio en busca de papeles que faciliten su desplazamiento tendrán derecho a ello. Que es la misma doctrina que predica la UE que, junto a aceptar y distribuir por los distintos países del continente a los refugiados, ha anunciado que no vacilará en la repatriación de quienes no se atengan a las normas.

El hondo problema que el asunto representa está siendo objeto de trato preferencial por los dirigentes europeos, sin que los acuerdos hasta la fecha hayan sido del todo satisfactorios para las partes, por lo que se confía en que en una nueva reunión internacional, a celebrar el día 14 en Bruselas, se encuentren fórmulas y soluciones definitivas. España, que había accedido a recoger a menos de 3.000 personas, ha anunciado por boca de Rajoy que está dispuesta a ampliar este número, atendiendo la petición de Merkel, por un lado, y de los partidos de la oposición, por el otro lado. Con condiciones, ha matizado el presidente del Gobierno, que no ha sido más explícito, aunque se estima que podría duplicarse la cifra, o casi, entre otras razones porque no hay que olvidar que estamos en tiempo de elecciones y que el PP no ha destacado nunca por su preocupación y sus políticas sociales y humanitarias, a las que ahora se arrima. Pero lo importante, con todo, es abrir la mano y más teniendo en cuenta la recuperación económica pregonada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine