La Gaya

Cuando el viceportavoz habló

El PP se mueve entre la teoría de la catástrofe y la demagogia del milagro

02.09.2015 | 00:15
Cuando el viceportavoz habló

El papel que le ha tocado representar de viceportavoz del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Zamora, don José Luis González Prada, en estos tiempos en el que su partido político nada entre la teoría de la catástrofe -siniestro total- y la demagogia del milagro económico, es un mal papel. Cuando leí su artículo del pasado domingo me fui directamente a consultar el "Discurso Fúnebre" de Pericles -siglo V a. de C.- por si encontraba alguna similitud y enviarlo a la Real Academia de la Lengua Española y copias para las Facultades de Filosofía de las Universidades Europeas.

Lo que dice en el primer párrafo me intriga, no sé qué método de cálculo estadístico o ciencia infusa emplea para saber que "la mayor parte de los que la critican -se refiere a la Ley Orgánica, 4/2015, de Protección y Seguridad Ciudadana- ni siquiera la han leído en su integridad demostrando, de esta manera, su meridiana intención de hacer daño de manera demagógica;...". Cuando consiga averiguar cómo ha llegado a esa conclusión volveré a estudiar el tema de los envíos, pero si es un experto en estadística matemática yo pido que el presidente del Gobierno cree un Ministerio para saber de antemano cuántos van a hacer trampas en el mus.

Supongo que el oficio de portavoz lo hará con mejores argumentos que el de portaartículos periodísticos. El modelo lo dejó, para enmarcar, doña Cospedal explicando en televisión el sueldo en diferido del señor Bárcenas del que podía haber tomado nota antes de ponerse a escribir. Aunque no me interesa para nada la vida de los expresidiarios, según anda en mientes el antiguo contable o lo que haya sido del PP, en otro tiempo una magnífica representación de los valores perdurables que ofrecen esperanza a la humanidad y un retrato convincente de la belleza y el atractivo ideológico de este partido político, pretende judicialmente que lo readmitan en su antiguo puesto. Yo les aconsejo humildemente que no lo hagan, estaría peor visto que los mensajes de ánimo del presidente del Gobierno le enviara cinco minutos antes de que la Justicia lo encerrara en Soto del Real.

¡Ah, sí, andaba a vueltas con el artículo de don José Luis! Pues lo he vuelto a releer y se nota que está inspirado en las Odas de Horacio (Quinto Horacio Flaco), sobre todo, en las que hace el elogio de la amistad. Espero que en adelante se ponga de moda la lectura de sus artículos o de las Odas, tanto monta, en la escala social del PP, que según parece es muy empinada y susceptible de producir vértigo.

Ahora que caigo, el oficio de viceportaartículos periodísticos a juzgar por la lírica que embellece el que comento debe ser una cosa que no se aprende en los libros, parece que es como un fluido fugaz que solo lo poseen aquellos que son tocados por una varita mágica, ¡Y yo empeñado en encontrar la inspiración en las Odas de Horacio!.

Con el debido respeto me permito hacerle una pregunta, bueno, en realidad son dos o tres ¿Puede enviarme la doctrina de los antisistema? ¿Cómo se identifica a un antisistema? Con la metáfora de "primos hermanos del gobierno que lleva las riendas del Ayuntamiento de Madrid" me he perdido.

Alguna cosa de su artículo me permito la libertad de censurar no debe usted comparar a los criticones con los totalitarismos, se le nota que no sabe qué son unos y qué representan los otros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine