Día tras día

Electoralismo

Los populares en diciembre lo que pueden perder es el Gobierno de la nación

29.08.2015 | 00:15
Electoralismo

Sin aguardar a septiembre, ya en plena precampaña electoral, va el PP y anuncia a los zamoranos que la ministra de Fomento, la zamorana Ana Pastor, la misma que acaba de denegar al Ayuntamiento de la capital, gobernado por IU y PSOE, las subvenciones para la restauración del Puente de Piedra y el Mercado de Abastos, licitará, el año que viene, claro, el tramo de autovía entre Alcañices y Portugal y no solo eso, sino que además se compromete a desbloquear los tres tramos entre Zamora y la villa alistana. Para dar el anuncio, el presidente provincial del PP se hace la foto de rigor, sonrisa de oreja a oreja, con la ministra y de paso aprovecha para atizar a los socialistas que, dice, no hicieron nada por la autovía.

Pues muy bien, bravo, una buena noticia. Si no fuera porque realmente no es más que puro electoralismo, una burda añagaza electoralista a pocos meses de las elecciones generales que tienen de los nervios a Rajoy y los suyos pues se temen que aunque, en efecto, van a ser los más votados, a la postre les pasará lo mismo que les pasó con los comicios locales y autonómicos de mayo: que ganaron, pero perdieron. Prácticamente y de no haber sido por el apoyo de Ciudadanos habrían perdido todo. Y en diciembre lo que pueden perder es el Gobierno de la nación. Así que se comprende. Las autovías, aunque sean tan caras de construir y mantener, representan seguridad, sobre todo, y comodidad. O sea, que estupendo, un aplauso, y a ver si la promesa electoral se convierte algún día en realidad y que sea pronto, pues los zamoranos lo agradecerán.

Otra cosa es que esta promesa le vaya a significar votos nuevos al PP. Esos tramos de autovía datan de un viejo proyecto de hace un cuarto de siglo en el que Portugal apenas ha hecho nada con sus carreteras y que quedó paralizado en 2009, cuando la crisis, y cuando el PSOE terminó la autovía Zamora-Tordesillas que el PP había dejado a medias, pues los presupuestos solían tener entonces un destino diferente: la Cataluña que a base de obtener todo cuanto ha querido, tanto con populares como con socialistas, ahora aspira a la independencia. Con la diferencia de que esa vía, la de Tordesillas, sí que era prioritaria o más prioritaria. Claro que el PP ha tenido cuatro años, desde 2011, para continuar esos tramos que enlazarán con el vecino país luso para traernos progreso y desarrollo, pero resulta que no se han dado cuenta de ello hasta que se acerca el definitivo momento de las elecciones generales, el gozar o no del poder.

Evidentemente, algunos siguen creyendo que la gente es tonta. No solo esto, sino que el grupo municipal del PP vuelve a hacer reír exigiendo al alcalde de Zamora, Guarido, que lleva dos meses en el cargo, que presente el plan de medidas para promocionar la ciudad cuando llegue el AVE, otro proyecto de todos los Gobiernos. El anterior Ayuntamiento, con Rosa Valdeón, tuvo cuatro años para hacerlo y no hizo absolutamente nada tampoco en este sentido. Siguen vendiendo un tren de alta velocidad cargado de madrileños a ver el románico o a jugar al golf. Ah, que lo del golf ya no. Bueno, pero llegarán industrias, puestos de trabajo, progreso y desarrollo, entre el AVE y las autovías, y todo gracias al PP.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine