Día tras día

Menos lobos

Los organismos europeos rebajan las expectativas de crecimiento de España

17.08.2015 | 23:47
Menos lobos

Los organismos europeos coinciden en rebajar las expectativas de crecimiento económico para España en 2016 que vende el Gobierno de cara a las elecciones generales. Ponen a Rajoy en su sitio, le insertan dentro de la realidad, lejos del insensato y forzado optimismo. Y los datos que se van conociendo así parecen reafirmarlo. De todo lo cual puede deducirse que, como el año que viene el PP siga gobernando, aunque sea apoyándose en el báculo de Ciudadanos, el país puede volver a pasar por un trago semejante al que pasó en 2012, con Rajoy en La Moncloa incumpliendo, una a una, todas su promesas.

Han sido los sindicatos los que alertan de nuevo sobre ese empleo que por cientos de miles se está creando, según se pregona desde el Gobierno y desde el PP. Porque se trata de puestos de trabajo en precario, de pobre calidad, temporales y mal retribuidos, que los empresarios tampoco están para alardes y bastante hacen, muchos de ellos, con ir sobreviviendo. Tan temporales son estos empleos que un 25 por ciento de los contabilizados en el presente año son de una duración de una semana o menos, que sirven para resolver o aliviar una situación tanto del empleador como del empleado, pero poco o más en cuanto a posibilidades de futuro. Ni siquiera llegan al 10 por ciento los contratos fijos. Todo lo cual lleva a ser muy cauto a la hora de pensar en el mañana, en 2016, pues puede que el trampantojo se deshaga y retornen las austeridades, no bajen los impuestos, y los sueldos, con ese 1 por ciento más, y las pensiones, con el 0,25 por ciento de incremento, sean mantenidos luego tanto tiempo como ahora, mal tras mal.

Sobre las pensiones llama la atención el PSOE de Zamora, la provincia de la región con las prestaciones más bajas, y una de las más bajas de España también, pues se va a encarar el año que viene con subidas de entre 1,90 euros al mes, las más numerosas, y los cinco o seis euros. Todo un capital, que solo servirá para aumentar y hacer más patente, eso sí, la enorme pérdida de poder adquisitivo de los últimos años, desde que el PP llegó al poder, dado que el IPC se calcula que no bajará del 1,5 por ciento, lo que significará perder 130 euros al año según las cuentas de los socialistas. Así que va dado Rajoy si confía en pensionistas y funcionarios para que le voten nuevamente después del desaguisado que ha sido su mandato. Hasta la derecha de toda la vida no tiene reparo hoy día en asegurar que no sabe a quién votar -Ciudadanos, Vox?- ni siquiera si votará, pero que desde luego no votará al PP, por todo lo que ha hecho y no ha hecho.

Esa es la situación, a la espera de septiembre y el desafío del separatismo catalán que va a servir para poner a prueba a tan débil Gobierno de mayoría absoluta, al que Rajoy trata de apuntalar negándose a entender que ya es tarde para ello, que la gente, la misma gente que en 2011 les dio su voto con toda la confianza del mundo, ya no quiere saber nada de ellos, ni en general de la tropa mediocre, y muchas veces corrupta, aupada al bipartidismo en el que lleva décadas cabalgando, gozando de los privilegios que ellos mismos se otorgan -y se otorgaron desde el principio con una Constitución que hay que reformar en profundidad- y careciendo de sensibilidad y solidaridad para con los demás. Así que, menos lobos..

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine