Muy breve

Ese puente de Judiez

Sobre el Cordel de la Mesta culmina un camino que conduce a unos restos que fueron inicio de vía romana

23.07.2015 | 09:48
Ese puente de Judiez

Cuando llegamos al kilómetro cinco de la carretera de Zamora a Ledesma, justamente a la entrada de Tardobispo, a nuestra derecha sale un camino que avanza en dirección oeste y se dirige a unas casas que fueron posadas. Junto a ellas se encuentra el cementerio del citado pueblo, pero después de una corta parada, seguimos y el terreno se va elevando de manera muy apreciable, pasamos sobre el Cordel de la Mesta más importante y nos encontramos con un corte del terreno, bastante usado, cuyos lados nos ofrecen un aspecto tan blanco, que no recordará al caolín de Pereruela. Es un terreno gredoso y blancuzco. Al cruzarlo nos encontramos con un puente casi soterrado y medio roto por las crecidas y arrastrar de esta ribera de aluviones llegados de los lejanos términos de Peñausende y anejos.

Pero este recorrido que hemos hecho hasta llegar a estos olvidados restos y sillares es el comienzo de una vía romana que sigue hacia el oeste, salva la ribera de Pereruela con el conocido puente de las Urrietas, un paisaje para soñar, y sigue salvando la ribera de oro con el puente de la Albañeza. Aguas arriba podemos contemplar desde la propia carretera y la vía romana que sigue, cruza Sayago y en el término de Villardiegua de la Ribera, estaba el pago de los Costales que salvaba el Duero. En la margen derecha, un zig zag marcado por la vegetación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine