El Espejo de Tinta

De Herrera a Valdeón

La política zamorana lo va a hacer bien porque tiene vocación y ganas

12.07.2015 | 10:18
Ángel Macías

Dejábamos el pasado domingo en el aire la duda sobre si en el siguiente movimiento de Herrera tras el reto del espejo a Rajoy, la conformación del nuevo gobierno autonómico, habría valentía o un paso atrás. Y la hubo. Sin abdicar de su forma habitual de actuación, con guante de seda ha completado la ejecución maestra de una jugada que cambia radicalmente el tablero de juego en el que el PP y la propia Comunidad de Castilla y León se van a desenvolver en los próximos meses, al margen de que el resultado de las elecciones generales sea uno u otro.

Con un trabajo de orfebrería fina diseñado, sin duda, en conjunto con su "alter ego", cerebro político del gobierno regional y consejero de Presidencia, De Santiago Juárez. Herrera ha conseguido, apoyándose en los acontecimientos del 24 de mayo, cambiar completamente el escenario, manteniéndose a la vez fiel a su más puro estilo tranquilo y continuista, de forma que parezca que no es tanto lo que ha cambiado.

No deja de ser un arte, lo era en la antigua Roma y en Maquiavelo, el de no dejar a la vista cadáveres en el camino -no pisar callos, decíamos-, o que los que van quedando, siempre los hay, no tengan conciencia ni argumento para decir que lo son.

Herrera ha nombrado un nuevo gobierno en el que destacan tres figuras. La suya, demostrando que aquí manda él, no Génova. La del citado consejero de Presidencia, de lealtad inquebrantable, ejerciendo de parapeto y "guardia de corps" y la de Rosa Valdeón, ocupando el centro neurálgico de la acción de gobierno, desde la vicepresidencia única y la portavocía.

Con Mañueco, sujeto por fin obligatoriamente a la alcaldía de Salamanca por la pérdida de su mayoría absoluta. Con Silván teniendo que redoblar esfuerzos en la complicada León y con Silvia Clemente ascendida institucionalmente a la presidencia de las Cortes, el camino del relevo, insinuado el día después de las municipales queda expedito para cuando el presidente regional decida que es el momento.

Del resto del gobierno poco que decir. No sustituyendo a más consejeros que aquellos que ya estaban anunciados, queda libre el camino para que quien llegue cuando toque tenga toda la libertad para hacer su equipo. Y ahí está Valdeón en lo que es una magnífica noticia para Zamora que adquiere un peso político en la región como no había tenido nunca y falta nos hace.

Valdeón lo va a hacer bien en el gobierno regional. Porque tiene la vocación, las ganas, la capacidad y el compromiso para hacerlo bien. Y también, quizás, porque le servirán de acicate los malos momentos, las insidias e iniquidades que le han prodigado, aquí en Zamora, los más "dignos" representantes de la "clá" dionisíaca.

Son tiempos de cambios de verdad. No de fachadas sin fondo ni de logotipos. Sí de personas, talantes y actitudes democráticas.

www.angel.macias.blogspot.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine