La columna del lector

Prosigue la lucha grecoeuropea

10.07.2015 | 00:25

Se reanuda el combate, tras un "NAI" mayoritario que no se sabe muy bien para qué les ha servido a los ya castigados ciudadanos griegos.

(El 75% de los helenos "SÍ" quiere permanecer en la UE. ¡El 60% vota "NO"! en el referéndum).

Ring: ¡segundos fuera!

De un lado del escenario, Merkel y sus ciudadanos mayoritariamente de acuerdo en que están hartos de desembolsar parte de sus salarios a favor de los vecinos del sur. Otros conocidos "sparring" participantes en la contienda: el "terrorismo financiero", la ELA, los fondos de pensiones de jubilados europeos que pierden un 10% del valor, o de la rentabilidad de sus inversiones, por lo que está ocurriendo en Bruselas tras meses de no ponerse de acuerdo los unos y los otros. La "Europa de los mercaderes", en definitiva.

En la otra esquina del ring, un nuevo ministro de Finanzas, Euclides (homónimo del genial matemático de la Grecia clásica) Tsakalotos (curioso apellido).

Para completar la terna, los primos del zumosol: Obama y Putin, y sus socorridas razones geoestratégicas. ¡¡Ah!! Para acabar de liarla el entrañable remedo de Tsipras, Pablo Iglesias segundo.

Continúa la pelea, que algunos llaman negociación, cuatro meses después de iniciarse. En la bolsa del combate para el ganador, a repartir en fecha inminente, diferentes alternativas: quita, renegociación, volver al dracma, pagarés, inventarse una nueva moneda: "heletacones" o "tsiripacones"; corralito sin fin...

¿Grexit, en fin?

Crecimiento y solidaridad solicitados por la población.

Y la sufrida ciudadanía griega a la espera de una solución que el reciente "NO" mayoritario parece haber complicado aún más... si es que ello fuera posible.

Solución. El próximo domingo, ultimátun al parecer definitivo.

O el 20 de julio y 3.500.000 del ala a "apoquinar" por el gobierno de Atenas. Alternativa: ¡la muy probable declaración de quiebra del país!...

Osease, "telita, telita", que proclamaba el sabio, pretérito restaurador zamorano amigo; allá en su establecimiento cercano a la iglesia de San Juan.

En definitiva. No vale engañar, embaucar, engatusar con tácticas dilatorias.

O recurrir al vocablo más socorrido del docto lenguaje de la clásica Hélade: democracia.

Docto consejo paterno, si se me permite, para concluir. "No gastes un duro si no tienes 25 pesetas".

Jesús Pertejo (Madrid)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine