ÚLTIMA HORA
Al menos dos muertos tras chocar un tren y un autobús escolar en Francia
Día tras día

La herencia municipal

Una auditoría necesaria para controlar la situación real del Ayuntamiento

10.07.2015 | 09:02
Juan Jesús Rodero

Había un lógico interés por el primer Pleno del nuevo Ayuntamiento de Zamora, presidido por Francisco Guarido, sobre todo tras las manifestaciones previas hechas desde del principal grupo de la oposición, el PP, y replicadas a través de los medios por el alcalde. Porque la portavoz popular y frustrada aspirante al máximo cargo municipal alardeó sin rubor de la sana situación financiera que su partido había dejado en el Ayuntamiento de la capital.

Claro que después de ocho largos años de casi total inactividad con Rosa Valdeón al frente de la Alcaldía, lo normal es que pueda haber alguna liquidez en las arcas municipales. De la austeridad impuesta y de la ineficiencia del anterior equipo de gobierno local, la mejor muestra es la misma ciudad de Zamora, primera víctima de la desidia institucional. Basta con pisar la calle para comprobarlo. A cuatro millones de euros eleva San Damián los ahorros del Ayuntamiento, que solo, según añade orgullosamente, tiene una deuda mínima, de 16 millones de euros, el que menos debe en la región. Total, que acabó exigiendo a Guarido que no dilapide la herencia recibida.

Pero el caso es que para el alcalde la auténtica herencia no es otra que la extraña operación del grupo del PP que el Ayuntamiento arrastra y que puede costar presumiblemente no menos de cinco millones de euros a los zamoranos. Data de hace ya casi diez años cuando el entonces primer edil de la Corporación, Antonio Vázquez, acordó con una empresa constructora la adquisición de un solar en el casco antiguo para un edificio municipal, por el que el Ayuntamiento pagaría como alquiler casi un millón de euros al año pero que pasaría a su propiedad 25 años más tarde, previo pago de otros 10 millones, con lo cual el montante, cargando los gastos financieros, se elevaría a 52 millones, un despropósito tal que en 2008 tuvo que ser denunciado por Valdeón, la sucesora de Vázquez, ante los juzgados. La justicia anuló el lesivo compromiso -sobre el que nunca hubo explicaciones suficientes ni asunción de responsabilidades- pero haciendo pagar una fuerte indemnización del municipio a la empresa promotora.

Cuatro millones se llevan ya pagados por tan caro asunto, que está recurrido en el Constitucional, a los que ahora se añade el pago de casi otro millón de euros por gastos de hipoteca del solar y las minutas de los abogados. Los cinco en total de los que siempre ha hablado el ahora alcalde de Zamora, que siendo concejal de la oposición de IU llevó el caso a la Fiscalía, pero no prosperó. De modo que no es de extrañar que no pueda admitir las optimistas perspectivas económicas municipales del PP.

El tema solo se trató por encima en el primer Pleno, que por lo demás estuvo dedicado principalmente a las liberaciones de ediles, con el tope de los 32.000 euros anuales que percibirá el alcalde -la mitad que Valdeón- y a la formación de las comisiones municipales. San Damián se refirió a que el de IU parece que sigue en la oposición pues continúa echando la culpa de todo al PP, mientras Guarido replicaba que son ellos los que parece que siguen mandando pues no reconocen sus errores. Auditoría, ya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine