ÚLTIMA HORA
Abatido el presunto asesino de al menos tres personas en Teruel
La columna del lector

Linde y sus banqueros

09.07.2015 | 00:28

Empezamos diciendo que Linde y sus banqueros alucinan o son unos caraduras. Y destacamos el "realitisou" televisivo y mediático de Luis M.ª Linde, gobernador del Banco de España, que nos muestra sus excesos verbales y su incontinencia ideológica neoliberal.

Primero, Linde nos lanza la cruel lindeza de que nos bajemos, moderemos nuestros salarios, cuando él se lo ha subido casi un 6%. Cobra anualmente por encima de los 180.000 euros. Y también se lo incrementó más que satisfactoriamente Fernando Restoy, su subgobernador y presidente del Frob (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria).

Linde hace un mes dijo aquel dislate de que "era patriotismo bajar sueldos y subir impuestos". Ahora viene la recomendación paternalista del banquero mayor del reino para que los jóvenes españoles se hagan un plan de pensiones porque la cosa de su jubilación con dineros públicos va a estar mal, muy mal. "Se las verán negras para cobrar sus pensiones", asegura el guardián de nuestros dineros ¡Qué horror, qué futuro les espera!

No es el mejor consejo para jóvenes que no encuentran trabajo o cobran minisueldos. Un buen asesoramiento para un joven sería decirle que invierta en formación y refuerce su currículo, para encontrar con ello un empleo digno que le sirva para crecer y vivir dignamente. Las reformas laborales juveniles no han funcionado, pues somos incapaces de crear empleos dignos, y así nos va. ¿Esos son los sabios consejos que dan Linde y su segundo, Restoy, a los que han sufrido tanto en estos años de crisis económica? ¡Ellos dos, que han contribuido a crear la figura del trabajador pobre, les recomiendan que se hagan un plan de pensiones! Con estos dirigentes económicos dónde vamos a llegar?

España es un país, según datos del propio ministerio de Empleo y S. Social, de la OCDE y de Cáritas Europa, donde el desempleo de los jóvenes menores de 30 años es del 38%, y de estos, un 52% tienen trabajos muy temporales con sueldos precarios, casi al nivel de 1995. Ahí es nada ¿Y así quieren nuestros economistas más neoliberales que ahorren los jóvenes y se busque un plan privado de pensiones.

O Linde es un caradura o no tiene idea de cómo está actualmente la realidad social de la juventud española. Hay mucha indignación entre los jóvenes con las palabras del gobernador del Banco de España.

Para más cabreo del personal, Linde plantea que la caja de las pensiones peligra. Y lo dice él, que es el guardián y garante de los dineros. Con estas frases inoportunas e inadecuadas está deteriorando la credibilidad de nuestro sistema político público.

Reformas para el futuro de las pensiones habrá que hacer, naturalmente, pero no al estilo del gobernador Linde ni de los bancos del Ibex 35 ni del FMI. También el señor Francisco González, presidente del BBVA, se ha lucido con sus declaraciones alarmistas contra el populismo y las fuerzas progresistas. Está contra las promesas inviables y los viajes a ninguna parte de Podemos y afines. Eso es lo que piensa él. Pero los economistas y asesores de Podemos e IU, incluso del PSOE, le niegan la mayor. Aseguran que existen en sus programas otras alternativas, que hay otro tipo de recuperación económica, otro tipo de crecimiento que el realizado por el PP y la troika.

El banquero del BBVA es otro que con Linde apoya entusiastamente las recomendaciones, órdenes, del Fondo Monetario Internacional (FMI) de la señora Christine Lagarde.

El FMI, erre que erre, sigue con sus viejas recetas reformistas para España: recortes del gasto público, copago en Sanidad y Educación, reforma laboral con menos derechos para los trabajadores y menos poder sindical en la negociación colectiva. Nos pide también un duro ajuste de salarios y horarios de trabajo, facilitar el descuelgue de convenios, elevar los impuestos especiales, las tasas medioambientales y el IVA, etc.

La mayoría de la oposición parlamentaria española tilda estas medidas de injustas socialmente, sobre todo con los españoles más desfavorecidos, y que, además, no ayudan nada al bienestar social. Las políticas de austeridad deben acabarse porque no han valido para nada; solo han generado más pobreza, desempleo, sufrimiento y desigualdad.

Lo malo es que los últimos patronos de la economía mundial, como ella, Lagarde, el francés Dominique Strauss-Kahn y el español Rodrigo Rato, han sido procesados por diversos delitos e investigados por extrañas y oscuras gestiones económicas del FMI ¿Y estos son los que nos quieren aconsejar?

Las políticas socioeconómicas del gobierno pepero de Rajoy, y de la troika, no han funcionado. Y a este paso nos van a acogotar como a Grecia. Pero las cuentas -lo que más les preocupa- deben y pueden cuadrar: habrá dinero. Claro, gestionando otras políticas económicas y unas reformas fiscales distintas a las que han desarrollado las ideologías neoliberales y conservadoras.

Juan Rosell, presidente de la patronal empresarial CEOE, insiste en "tener cuidado" con "quienes quieren hacer saltar todo por los aires, sin alternativas, sin números y sin un "business plan"". Toda esta parafernalia de despropósitos haciendo alusión a las candidaturas de la Izquierda que han ganado muchos ayuntamientos y autonomías (Ahora Madrid, Barcelona En Comú, Ganemos, Compromís, Podemos, IU, Mareas...). Rosell no se ha leído -ni le gustan- los programas de estas formaciones políticas.

Todo ello calentando motores con el discurso del miedo para decir que aquí ha llegado el caos, y cuidadito con los bárbaros que entran en nuestras instituciones. Pero van más allá, pues Juan Rosell, y Garamendi, su segundo en la CEOE, abogan por la flexibilidad para el despido libre, para facilitarlo aún más en las empresas con pérdidas. Aunque Garamendi reconoce que de hecho ya se hace así. También insinúan ambos dirigentes de la patronal que los parados deberían realizar trabajos sociales. La desfachatez de estas y las otras declaraciones nos hace dudar si estos empresarios se han presentado a las elecciones (municipales y generales) y las han ganado. También dudamos si la CEOE y el Ibex 35 tienen en cuenta la voluntad de los ciudadanos en las urnas. Esperemos que sí la respeten, aunque siempre van a lo suyo, al "business plan", pues son insaciables.

Ni aceptamos las recomendaciones del FMI ni compartimos su apoyo a las políticas de Rajoy, ni mucho menos los ataques de su directora gerente Lagarde a las candidaturas de izquierda, progresistas, salidas de las urnas del 24 de mayo.

Ángel Lozano Heras (Zamora)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine