La columna del lector

La soledad

14.11.2014 | 23:38

La Real Academia de la Lengua define el término soledad como "carencia voluntaria o involuntaria de compañía".

La soledad es un tema que ha sido objeto de meditados estudios por parte de personas pertenecientes a distintos campos, religioso, psicológico, espiritual, etc., etc? en homilías, artículos, conferencias, etc?

Se han distinguido inicialmente dos formas de soledad, la llamada soledad exterior, física, corporal, esto es, estar solo, sin compañía, sin nadie, "a solas", en solitario y la soledad interior que es posible y compatible con la compañía.

En los tiempos actuales, donde el hombre tiene miedo a la soledad, a tener un espacio propio en su vida, es necesario vivir momentos de soledad exterior y de soledad interior, pues sin la primera es imposible vivir la segunda, hemos de tener momentos para encontrarnos en "un cara a cara" con nosotros mismos.

En la cultura de nuestra sociedad actual se nos transmite o inculca la idea de una especie de miedo a la soledad, porque se atribuyen al estado de soledad connotaciones negativas.

Desde el punto de vista religioso, se ha dicho que la soledad no es un fin, sino un medio para un fin. La soledad lleva al encuentro con Dios de forma directa y personal, pues la soledad es necesaria para que el alma se encuentre con Dios.

Creo recordar que fue el padre Charles de Foucauld quien, en sus "Escritos Espirituales", dijo que "La soledad es la patria de las almas grandes" y para ello es necesario acudir al desierto para vivir la soledad física.

El desierto fue para Jesucristo el estado previo, la antesala del comienzo de su vida pública, Jesucristo antes de tomar decisiones importantes acudió a la soledad y al silencio.

Actualmente las personas que tienen desgaste, tanto físico como intelectual, originado por su trabajo y responsabilidad, se ven en la necesidad de reponer sus fuerzas y acuden al silencio, al retiro en soledad.

Desde un punto de vista psicológico y sociológico, teniendo en cuenta que el pensamiento es anterior a la acción, en el momento presente, se aprecia que existe cierta angustia vital por falta de ideales, de valores, algo por lo que luchar y ante esta carencia de "espíritu luchador", la psique pierde el norte y puede entrar en un estado depresivo.

La soledad ha sido y es un estado fértil para la creatividad en todos sus ámbitos, intelectual, artístico, etc?.

Hemos de tener siempre muy presente que, para poder paladear y disfrutar de las ventajas de la soledad, esta debe ser voluntaria y no obligada.

Cada persona sabe qué dosis de soledad necesita, su momento, dependiendo de su estado de ánimo, estado físico, pues habrá momentos o temporadas que la necesitamos más, otras menos.

La soledad en nuestro tiempo creo que es mejor compañía que el bullicio, ambiental y mental, el estrés, tan presente en nuestro trabajo, compañero del día a día de la vida cotidiana; hemos oído, seguramente, muchas veces que la soledad es el precio de la libertad, y ante esta afirmación mi pregunta es ¿puedo vivir mi libertad si no vivo bien mi soledad?

La respuesta es personal y, honestamente, creo que merece la pena pararse un momento en nuestro quehacer diario y explorar en lo más hondo, en lo más profundo de nuestro ser para darnos a nosotros mismos una respuesta coherente.

Creo recordar que fue don Octavio Paz quien escribió: "La soledad es el hecho más profundo de la condición humana.

El hombre es el único ser que sabe que está solo".

Hay una cultura en torno a la soledad que apunta a predisponernos para evitarla a toda costa y se trata de esconderse en ella.

Para concluir estas líneas conviene recordar los versos de nuestro don Antonio Machado: "Tengo a mis amigos en mi soledad;/ Cuando estoy con ellos/ ¡qué lejos están!

Pedro Bécares de Lera

(Zamora)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine