ÚLTIMA HORA
Día tras día

Tristes balances

 11:17  
Tristes balances
Tristes balances  

JUAN JESÚS RODERO Que Rajoy eligiese el día de los Inocentes para hacer un balance del primer año de su Gobierno no deja de ser una ratificación de la gran inocentada a la que ha sometido a los españoles durante todo el año que ya acaba. Una inocentada de maldita la gracia, desde luego. Claro que igualmente, los del PSOE eligieron esa misma fecha para hacer no ya balance de lo suyo, pues poco o nada han hecho en la oposición, sino para criticar la labor de quienes han sido su alternativa.

De Rajoy ya se sabía en realidad lo que iba a decir, entre otras razones porque no podía decir nada más. Que las medidas tomadas eran necesarias para evitar que España llegase a la quiebra absoluta. Algo que la sociedad, desde el primer momento, y pese a lo duro de la decisión, ha entendido y asumido. Pero exigiendo que el sacrificio sea solidario, de todos, y no de la mayoría más débil mientras otros siguen campando por sus respetos y yéndose de rositas: banqueros, ricos y políticos.

Han subido los impuestos, han bajado los sueldos, hay más parados que antes y el presidente del Gobierno anuncia que 2013 será, al menos en principio, tan difícil como su antecesor. Encima, ha prometido que no habrá nueva subida de impuestos. Se referirá a los impuestos directos, y aun así, porque los indirectos ya han subido, lo mismo que otros artículos de la economía doméstica. En cualquier caso, y después de lo ocurrido en 2012, con un Gobierno que ha hecho todo lo contrario de lo que dijo en su día, es para echarse a temblar.

De bueno, nada, ni de nuevo. Alusiones a la herencia recibida, pero no a lo que la gente espera: a la reducción de la mamandurria política, que con sus inmensos gastos incontrolados es la que, junto con la burbuja del ladrillo, ha llevado a la ruina al país y a la pobreza a muchos de sus ciudadanos. O sea, que ahí seguirán, impasible el ademán, con PP o con PSOE, los 17 reinos de taifas, el Senado, las diputaciones, las televisiones regionales y los organismos duplicados, para bien de parientes, amigos y conmilitones del partido en el poder, sea el que sea. Los 450.000 que viven de la política, en fin.

También del separatismo catalán se pronunció Rajoy de la forma en que cabía esperar, ofreciendo diálogo nuevamente a un Mas cada día más crecido en su afán, al menos de boca para fuera. Será un diálogo de sordos, en todo caso. Ahí solo queda la aplicación de la ley, con todas sus consecuencias, destituyendo al presidente de la Generalitat y suspendiendo la autonomía si es preciso y no acatan, llegado el momento, lo que al efecto dictamine el Tribunal Constitucional.

Del balance del PSOE de Rubalcaba poco cabe destacar. El titular ha sido que la situación por la que atraviesa España no es la herencia sino la derecha. Bueno, vale, pero la herencia, la pésima herencia recibida de Zapatero ahí está y desde luego que tiene que pesar como una losa, aunque ello no pueda constituirse en razón suficiente ni única para justificar la situación actual.

Esperemos que al final no tengamos que acordarnos de aquello de entre todos la mataron y ella sola se murió.

La Opinión de Zamora en WhatsApp

Disfruta del nuevo servicio de noticias por WhatsApp de LA NUEVA ESPAQA

Disfruta del nuevo servicio de noticias por WhatsApp

Consulta cómo darte de alta en esta nueva plataforma y conocer toda la actualidad de forma cómoda e inmediata

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto
Enlaces recomendados: Premios Cine